Informe estafas en Facebook,Capitulo 1, Canal 26Estafas en Facebook, CANAL 26

Durante los últimos días, el ritmo de denuncias contra Facebook no para de incrementarse.

 

La polémica red social ya estuvo envuelta en varios escándalos por filtración de datos de sus usuarios, lo que demuestra la vulnerabilidad y poco control que hay sobre la misma.

 

Lo que van a ver y escuchar a partir de ahora, no hará más que sumar dudas e incertidumbre sobre el funcionamiento de los servicios que, sin ningún tipo de garantías y control, intenta brindarle Facebook a sus usuarios.

 

Noticias relacionadas

Una plataforma que promete ventas rápidas y directas pero que, en realidad,  no hace más que dejar un tendal de usuarios y compañías estafadas por igual, en lo que lo único directo y rápido terminan siendo el engaño y la corrupción, que la misma red social parece avalar.

 

Marketplace es la herramienta que Facebook le dio  a sus usuarios para que puedan tener su propia "venta de garage" online, generando la posibilidad para que delincuentes descubran nuevas formas de robar o estafar.

 

Desde tecnología, vehículos, artefactos del hogar y hasta armas son ofrecidas a través de estos canales de compra-venta, sin ningún tipo de registro o fiscalización.

 

Con la realidad ya planteada, sobre la innumerable cantidad de estafas que, a diario, sufren los usuarios de Facebook, gracias al descontrol y la ilegalidad que plantea la misma red social desde su sitio “Marketplace”, vamos a empezar a enumerar ejemplos concretos.

 

Una vez que ingresamos al mundo “Marketplace” de Facebook, todo vale. O eso es lo que parece, de acuerdo a las publicaciones que fuimos encontrando a medida que navegamos por dicha red social.

 

Por ejemplo, una persona ofrece por 1.500 pesos la posibilidad de desbloquear el decodificador de un cableoperador, en este caso, de la empresa Telecentro.

 

Además, ofrece el servicio para quitar de un teléfono celular, claramente robado, la cuenta Google que el verdadero dueño le había asociado a ese aparato.

 

Todo esto, a la vista de todos, sin escrúpulos y con la certeza de que nadie va a ir tras su sucio negocio.

 

Ejemplos como este, sobran. Desde quienes realizan el desbloqueo de los aparatos, hasta quienes sólo venden controles remotos. Incluso, el que ofrece comprar alguno que se haya dado de baja o esté en desuso, para después desbloquearlo e incrementarle el precio.

 

A esta altura ya no quedan dudas: Facebook es una invitación directa al engaño, la delincuencia y la corrupción. Una plataforma donde, muchas veces, vendedores y usuarios son cómplices de la estafa y la avivada, perjudicando a la gente y compañías de bien, sin ningún tipo de consecuencias.

 

Son varias las empresas a las que se les ocasiona un daño con este tipo de acción que propone Facebook, a través de su plataforma “Marketplace”. Ejemplos, sobran, como los que vemos ahora.

 

Las maniobras de este tipo se multiplican a medida que se navega a través de Facebook.

 

Sin control ni límites, y con absoluta impunidad, delincuentes y cómplices llevan adelante todo tipo de transacción a la vista de todos.