Joven agredido en cancha de fútbol, Neuquén, Foto gentileza Mejor Informado.Joven agredido en cancha de fútbol, Neuquén, Foto gentileza Mejor Informado.

Una cancha de fútbol de la localidad de Valentina Sur, en la patagónica provincia de Neuquén, fue el escenario de una brutal golpiza recibida por un joven de 15 años de edad, de parte de sus compañeros de equipo. Facundo, el chico agredido, erró un penal en un partido que estaban disputando y fue ese el momento en que se desató la violencia descomunal.

 

El chico recibió tantos golpes, y de tanta gravedad, que debió ser internado e inmediatamente operado de urgencia. El resultado final es dramático: debieron amputarle el bazo y quedó internado en grave estado de salud.

 

El hecho terminó en una causa que sigue el fiscal de Delitos Juveniles, Germán Martín, luego de un cruce de denuncias y acusaciones entre los padres del joven atacado y los de los agresores. Dijo el fiscal que "en circunstancias propias del partido, estaban jugando un grupo de chicos de entre 13 y 15 años, y parece que la víctima erró un penal, empezaron a discutir, a pelearse entre ellos, se metió un adulto también a defender a sus hermanos”.

 

Noticias relacionadas

Los atacantes fueron tres, quienes se empecinaron en seguir golpeándolo, pese a que claramente Facundo se encontraba indefenso y en inferioridad de condiciones. La familia del chico agredido lo llevó de inmediato al hospital, donde el cuerpo médico advirtió que había sufrido un grave daño en el bazo, tras lo cual lo intervinieron quirúrgicamente.

 

Quedó internado y más tarde lo derivaron al Castro Rendón por una hemorragia interna. Los golpes que él recibió le provocaron la rotura del bazo, entonces lo llevaron de urgencia. Supuestamente estaba estable y después a la madrugada dijeron que lo iban a operar de urgencia porque estaba con taquicardia y se podía morir. Le daban una patada más y lo mataban”, relató Pablo Quesada, tío de Facundo.

 

Así mismo, se informó que los supuestos agresores han denunciado que recibieron amenazas de parte de familiares de Facundo. El fiscal Martín dijo al respecto: “No fue una agresión de 3 a 1, fue una pelea en circunstancias del partido con la desgracia que le lastimaron el bazo. Se conocían entre todos e iban con frecuencia a jugar a esa canchita”.