Alberto Fernández, presidente de Argentina, encuentro con CGT, Foto PresidenciaAlberto Fernández reunido con la cúpula de la CGT, NA

El presidente Alberto Fernández informó esta tarde a la cúpula de la CGT que un dirigente de su confianza será el próximo superintendente de Salud, tras la muerte de Eugenio Zanarini, pero no reveló el nombre.

 

El mandatario y parte de su Gabinete compartieron un almuerzo en la Quinta Presidencial de Olivos con los referentes cegetistas, quienes estaban en alerta sobre el nombramiento del funcionario que ocupará la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS), un organismo clave para la central obrera porque es el encargado de controlar las obras sociales y de realizar los giros de los millonarios fondos que el Estado les adeuda.

 

En el encuentro, Fernández les dijo a los popes de la CGT que tiene ya decidido el nombre para la SSS, pero no lo dio a conocer, aunque les adelantó que es una persona de su confianza, ya viene trabajando en el tema y puesto por su espacio político.

 

Noticias relacionadas

En la central obrera había cierta intranquilidad y buscaba evitar que sea colocado en cargo un dirigente que responda al kirchnerismo, luego de las versiones de que ese sector político buscaría avanzar sobre las obras sociales gremiales y promover alguna reforma en ese ámbito.

 

"Muy especial interés tuvo el tema de la atención de la salud de los trabajadores a través de sus obras sociales. En este punto los egresos por las prestaciones en discapacidad y libre elección de obra social fueron puntos que el propio Presidente tomó nota para darle una solución a la problemática expuesta", informó por su parte la CGT en un comunicado.

 

Participaron los secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, y los líderes de la UOCRA, Gerardo Martínez; de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri; de UPCN, Andrés Rodríguez; de Empleados de Comercio, Armando Cavalieri; de la UOM, Antonio Caló; de la UTA, Roberto Fernández; de UDA, Sergio Romero, y de Seguros, Jorge Sola. Por el Gobierno estuvieron también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Salud, Carla Vizzotti.