Oscar Parrilli durante la reunión de comisión (Comunicación Senado)Oscar Parrilli durante la reunión de comisión, Comunicación Senado

El Frente de Todos avanzó en el Senado con un proyecto que solicita al ministro de Economía, Martín Guzmán, destinar a atender los efectos de la pandemia, y no a pagar deuda externa, más de US$ 4.300 millones que el país prevé recibir de parte del FMI.

 

La iniciativa debatida en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado fue impulsada por Oscar Parrilli, hombre de confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner, y acompañada por la bancada oficialista, en medio de versiones sobre supuestas presiones del kirchnerismo hacia Guzmán y su política económica.

 

"Estamos haciendo lo que corresponde a un Gobierno que entiende que resolver un problema de deuda no es la decisión ni de un presidente ni de un ministro solo, es del pueblo argentino a través de sus representantes, que en una parte somos nosotros", afirmó Parrilli durante el debate.

 

Noticias relacionadas

Al igual que varios de sus compañeros de bloque, el senador neuquino negó más de una vez que el proyecto sea producto de una interna en el Frente de Todos y expresó: "Que los periodistas digan lo que quieran".

 

"El proyecto tiene un claro destinatario: es el FMI", aseguró Parrilli, tras explicar que obedece a la próxima emisión de derechos especiales de giro (DEG) por parte del organismo multilateral de crédito, que aumentará su capital, e implicará que todos los países miembro reciban fondos frescos.

 

A la Argentina le corresponderán aproximadamente 4.300 millones de dólares y el proyecto de declaración impulsado por el Frente de Todos le pide a Guzmán que ese dinero se use "para financiar la puesta en marcha de políticas públicas tendientes a resolver los graves problemas de la sociedad argentina derivados de la pandemia de COVID 19".

 

En su único artículo, la iniciativa propone que esos fondos se destinen a "salud, reducción de la pobreza, educación, vivienda, generación de trabajo, entre otros, y no al pago de la deuda por capital, intereses o gastos, que el país mantiene con dicho organismo financiero internacional y/o con otros países englobados en el Club de París".

 

De esta manera, el proyecto de la bancada oficialista del Senado hace referencia a las negociaciones que lleva adelante el Gobierno a través de Guzmán, tanto con el FMI como con el Club de París por el pago de las deudas que tiene la Argentina con ambos.