Santiago Grassi - Natación - Juegos Olímpicos Tokio 2020Santiago Grassi

Desde la gloria alcanzada por Alberto Zorrilla y Jeanette Campbell hasta la emoción mucho más reciente de Georgina Bardach, la natación argentina siempre dice presente en los Juegos Olímpicos y Tokio 2020 no será la excepción.

 

Uno de ellos será Santiago Grassi, quien a sus 24 años buscará grabar su nombre en la historia grande de la disciplina en los 100 metros mariposa.

Santiago Grassi - Natación - Juegos Olímpicos Tokio 2020

Desde Estados Unidos, donde reside y entrena de cara a la gran cita del deporte, Santiago cuenta lo que fueron sus sensaciones en medio de tanta incertidumbre: “Creo que fue un año muy diferente porque han pasado muchas cosas y los Juegos Olímpicos han quedado en un segundo plano. Realmente no hay mucha ansiedad con respecto a eso. Creo que va a aparecer cuando se acerque la fecha. Pero sí es verdad que parecía que estaba tan lejos y hoy falta muy poco. Estoy bien, no estoy ansioso pero sí contento de poder ir”.

 

Noticias relacionadas

Grassi cambió su vida cuando aceptó una beca que le dio la posibilidad de desarrollarse tanto académica como deportivamente. Desde Auburn, Alabama, el graduado en Marketing y Gestión de Información de Sistemas en la universidad local cuenta lo que ese gran cambio generó en su vida: “La beca me ayudó un montón, sin eso no podría haber venido a estudiar a los Estados Unidos. Ha sido una ayuda muy grande y me dio la posibilidad de entrenar con uno de los mejores equipos y al mismo tiempo recibirme en una carrera universitaria, que es muchísimo más importante a nivel personal. En cuatro años he crecido bastante no sólo como persona sino también en lo físico y en lo mental. Estoy muy contento de haberme venido, de haber aceptado la beca y se lo recomiendo a todos los que puedan hacerlo”.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Santi Grassi OLY (@santigrassi)

Tal como él mismo comentó, el ganador de la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 explicó lo que fue vivir la experiencia en la “NBA de la natación”: “La ISL (Liga Internacional de Natación) fue increíble y algo que me va a ayudar muchísimo en los próximos años. He generado muchos amigos y contactos con gente del mundo de la natación que creo que me va ayudar y también he aprendido de los mejores nadadores del mundo. Fue algo único y especial para mí poder haber participado de la Liga”.

 

En medio de lo que fue la pandemia, Grassi también debió atravesar el coronavirus: “Cuando tuve COVID, por suerte no tuve síntomas graves. Sólo fueron algunos días con dolor de cabeza y luego, al volver al agua, me lo tomé con mucha calma pero no hubo complicaciones ni ningún tipo de secuelas al momento de volver a entrenar”.

 Santiago Grassi - Natación - Juegos Olímpicos Tokio 2020

Luego de su experiencia en Río 2016, el santafesino comenta lo aprendido para esta nueva oportunidad olímpica: “Va ser muy importante para mí disfrutar y estar en el momento. Es muy fácil dejarse llevar por lo que se dice en las redes sociales, en los medios o en el propio entorno cercano, pero al mismo tiempo pueden llegar a convertirse en una presión. Lo que saco de Río es que cada torneo es diferente y cada evento es una oportunidad donde puedo demostrarme a mí mismo de lo que soy capaz”.

 

Acompañado por su perro Kobu, el poseedor del récord argentino en los 100 metros mariposa le cuenta a Diario 26 lo que espera para el gran evento de la capital japonesa: “No tengo ninguna expectativa para los Juegos Olímpicos porque no soy una persona que se maneje por expectativas. Sí tengo mis objetivos y estoy trabajando para poder ser mi mejor versión. Ese es mi objetivo: poder tener una muy buena carrera, dar lo mejor que tenga en ese día y después, el resultado será secundario. Sin embargo, deseo estar en la final, dar lo mejor de mí y después veremos adonde me lleva eso”.

Santiago Grassi - Natación - Juegos Olímpicos Tokio 2020

Para cerrar, Grassi relató lo que significa nadar con una bandera argentina en su gorra: “Representar al país es un orgullo. Es difícil de explicar porque uno representa a algo mucho más grande que uno mismo. Compartir con los compañeros de la Selección, sentir que hay mucha gente de tu país que te está mirando es algo muy lindo y me gustaría poder transmitir esa alegría en el lugar que ocupo para todos los que le gusta la natación”.

*Por Matías Greisert

Tw: @MatiasGreisert