Eduardo Eduardo de Pedro y Sergio Massa, (Foto: NA)

Tras varios meses de idas y vueltas, el Gobierno y los bloque de la oposición, incluidos los de Juntos por el Cambio, acordaron hoy postergar por 30 días las elecciones primarias (PASO) y las generales de este año debido a la pandemia de Covid-19.

 

El acuerdo se terminó de cerrar durante la reunión que mantuvieron el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y los jefes de la oposición parlamentaria, entre ellos Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Juan Manuel López (Coalición Cívica), quienes participaron vía Zoom del encuentro celebrado en el Salón de los Escudos de la cartera de Interior.

 

Fuentes del Gobierno confirmaron que finalmente se acordó llevar las PASO al 12 de septiembre y las elecciones legislativas generales al 14 de noviembre, con una cláusula que determine que no habrá una nueva modificación.

 

Noticias relacionadas

Luego del encuentro, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, ratificó el acuerdo: "Hemos convenido una prórroga del cronograma electoral de 30 días. En Argentina se votará como en todo el mundo".

 

De esta manera, el referente del bloque radical de la Cámara de Diputados subrayó que el Gobierno aceptó el pedido de la oposición de descartar la suspensión de las PASO e incluir en el proyecto una cláusula cerrojo que disponga que el cambio de fechas será por única vez.

 

Uno de los elementos que aceleró la negociación fue que, con el cronograma vigente, el presidente Alberto Fernández estaba obligado a emitir el decreto de convocatoria de las PASO el próximo lunes, con la fecha del 8 de agosto, y con las elecciones generales el 24 de octubre.

 

En el medio, el diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto presentó una iniciativa que reproduce exactamente el cronograma que De Pedro había presentado semanas atrás a los bloques a modo de borrador, con las fechas del 12 de septiembre y 14 de noviembre.

 

Tras la definición del acuerdo, existe ahora la posibilidad de que el jefe de Estado realice la convocatoria formal -dado que todavía el Congreso no modificó el cronograma y es el único poder autorizado para hacerlo- pero la deje sujeta a la nueva ley.

 

De todos modos, en la oposición esperan que sea el Poder Ejecutivo el que envíe un proyecto de ley propio a la Cámara de Diputados, según indicó Negri.