Detención por narcotráfico del hijo de Luciano Benjamín MenéndezDetención por narcotráfico del hijo de Luciano Benjamín Menéndez

Un hijo del ex general Luciano Benjamín Menéndez, quien recibió 13 condenas a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad, fue detenido en el marco de un operativo antidrogas realizado en la ciudad de Córdoba.

 

Juan Martín Menéndez, de 43 años, fue sorprendido mientras fraccionaba drogas en una vivienda en la que se secuestraron unas dos mil dosis de marihuana.

 

Según lo informado por el sitio de la radio Cadena 3, el hijo menor del general fallecido en 2018 pidió que se preservara su identidad.

 

Noticias relacionadas

El operativo fue realizado por efectivos de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) de Córdoba en una vivienda situada en Dean Funes al 1.200, del barrio Alberdi, en la capital provincial.

 

Según consignó la Policía de Córdoba, el operativo fue llevado a cabo "tras varios meses de investigaciones y llamadas al Centro de Denuncias Anónimas".

 

Al ingresar a la vivienda, los policías se valieron del perro especialmente entrenado "Byron" para hallar la marihuana compactada en una heladera.

 

De acuerdo con el parte policial, se logró la incautación de 2.096 dosis de marihuana, 30.600 pesos (producto del narcomenudeo), una balanza digital y elementos relacionados a la actividad ilegal.

 

Menéndez fue sorprendido mientras preparaba envoltorios sobre la cocina del domicilio.

 

En el caso tomó intervención el fiscal Sebastián Romero, que imputó a Menéndez por el delito de "comercialización agravada de estupefacientes".

 

Fallecido a los 90 años en febrero de 2018, el ex general Luciano Benjamín Menéndez fue el militar que más condenas recibió por sus delitos durante la última dictadura.

 

Quien fuera responsable de la región centro-norte del país entre 1976 y 1983 fue también el primer militar condenado durante los juicios por los crímenes de lesa humanidad en ese período.

 

En el momento de su deceso, Menéndez cumplía una condena de 13 cadenas perpetuas en la provincia de Córdoba, donde cometió la mayor parte de sus delitos.

 

No obstante, el general que era considerado el "ala dura" en la conducción de la última dictadura, no murió en la cárcel, sino en su casa, bajo el régimen de "prisión domiciliaria".

 

"Ostentamos el dudoso honor de ser el primer país del mundo que juzga a sus soldados victoriosos que lucharon por orden de y por el bien de sus compatriotas", expresó Menéndez en 2008, mientras era enjuiciado.