Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina, Club de París, NAMartín Guzmán y directivo del Club de París. Foto: NA.

Por estas horas, el presidente argentino Alberto Fernández se encuentra de gira por Europa con la principal premisa de lograr acuerdos por la renegociación de la Deuda Externa del país. El mandatario busca el apoyo de diferentes mandatarios y también estará en Francia, con el mismo objetivo. Es que para la Argentina no son tiempos sencillos de sobrellevar, ya que se apresta a enfrentar a un nuevo default en tres semanas con los países agrupados en el llamado Club de París.

 

En este complicado contexto, las declaraciones de Alberto Fernández no colaboran en absoluto para su plan en Eurtopa: "Los acreedores van a tener que esperar". Sus palabras parecen conspirar contra la ayuda que pretende encontrar en el continente europeo.

 

Tal como ha expresado el periodista Guillermo Taborda para un artículo exclusivo para El Cronista, no interesan ninguna de las condiciones favorables que pueda encontrar la Argentina en los tiempos que corren. La afirmación tajante de Fernández va en el sentido de no pagar, sin vueltas. Con este marco, vale entonces preguntarse qué países se verán más "afectados" por la negativa de Argentina y el presidente a afrontar los compromisos. Se trata de Alemania, Japón, Holanda, España, Italia, Estados Unidos, Suiza, Francia, Canadá; nada más y nada menos.

 

Noticias relacionadas

Luego de concretado el default del año 2001, llevó 13 años acordar nuevamente, cuando Axel Kicillof en 2014 alcanzó un acuerdo de pago sin quita alguna. Pero, como se sabe, todo se paga: la deuda original era de U$S4955 millones, pero se debían sumar u$s 1102 millones de intereses y u$s 3633 millones de punitorios. En este contexto, como afirma Taborda en El Cronista, trasarse con el Club de París es peor que un atraso con la tarjeta de crédito.

 

Así, Argentina se une a Cuba, que también negocia contra reloj con el Club de París para postergar sus pagos en mayo. Pero ¿está la Argentina en condiciones de pagarle al Club de París? Desde el equipo económico le han confirmado a El Cronista que "ello es posible aunque deja al BCRA en una posición de vulnerabilidad".

 

De todos modos, la Argentina tiene un frente interno que no hace fáciles las cosas tampoco, y es que el materia económica tampoco manda el ministro de Economía Martín Guzmán, sino la mismísima vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Y, para colmo, el presidente Alberto Fernández apuntó recientemente contra acreedores y empresas alimenticias por la inflación en la Argentina, echando más leña al fuego. Esta situación, de tensión en aumento, es algo que le cae a las mil maravillas a Cristina Kirchner.

 

Martín Guzmán estuvo practicando de manera sigilosa un fuerte ajuste sobre las cuentas públicas, y tras algunas medidas el riesgo país se ubica en 1600 puntos sacando a la luz el verdadero estado de cosas en la economía doméstica. Tal como sostiene Guillermo Taborda en El Cronista, "los bonos argentinos deberán digerir las frases contra acreedores de Alberto Fernández del viernes pasado. Una recuperación de los precios de los activos argentinos sólo puede venir de la mano de un acuerdo con el FMI y de una derrota oficial en las elecciones legislativas. Para ambos eventos restan varios meses. Una eternidad. El resultado de las elecciones se medirá por cuanto suceda en PBA en comparación con el 2019. El Gobierno tiene que obtener más del 50% y Juntos por el Cambio más del 37%. Diego Santilli va por PBA y María Eugenia por CABA en la estrategia de Horacio Rodríguez Larreta. Deben negociar por mismos puestos con Miguel Ángel Pichetto y Patricia Bullrich. Sucederá a último momento al momento de inscripción de listas".