Mesa de diálogo sin consenso en Colombia: sigue el paro generalMesa de diálogo sin consenso en Colombia: sigue el paro general.

Sin consenso entre el Gobierno de Iván Duque y el Comité Nacional del Paro, Colombia continuaba en conflicto como viene sucediendo desde el comienzo de las protestas, según informa la prensa internacional.

 

Los organizadores de la huelga organizaron una nueva jornada nacional para el miércoles 12 de mayo.

 

La reunión de tres horas -que contó con la mediación de la ONU y de representantes de la iglesia Católica- y que tenía como fin buscar soluciones a la crisis social que completó 13 días el 10 de mayo, terminó sin ningún acuerdo.

 

Noticias relacionadas

Según representantes del Comité del Paro, no hubo empatía hacia sus peticiones por parte del Gobierno, mientras que el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, dijo que esta era una reunión exploratoria y que no sería la última.

 

Los convocantes de la huelga nacional anunciaron una nueva gran manifestación para el miércoles 12 de mayo, con el fin de continuar exigiendo una serie de políticas que ayuden a disminuir la inequidad en el país así como el fin de el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía para contener las movilizaciones.

 

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, la pobreza en Colombia escaló en 2020 hasta un 42,5%. Es decir, que ahora hay 21.021.564 personas en condición de pobreza monetaria en un país de casi 50 millones de habitantes.

 

A pesar de que no se lograron avances, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, aseguró que "hay coincidencia en el rechazo a la violencia y en la cero tolerancia a cualquier conducta de la fuerza pública que vaya contra la Constitución y la ley, pero también una condena clara contra toda violación del derecho que tiene cualquier ciudadano a su integridad física y personal"

 

Y es que según cifras oficiales, hay al menos 168 personas reportadas como desaparecidas y 27 fallecidas en el marco de las protestas contra el Gobierno que iniciaron el 28 de abril. Precisamente, la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo anunciaron la activación de un "mecanismo de búsqueda urgente" para hallar a las personas reportadas como desaparecidas.

 

No obstante, las cifras de las organizaciones no gubernamentales son mucho más altas: registran 47 muertes al margen de las protestas y 39 de ellas por abuso policial.

 

Algo que agrava el cuadro está dado por la confirmación -por parte del Hospital San Jorge de Pereira, en el oeste de Colombia- de la muerte cerebral del estudiante Lucas Villa, baleado durante una manifestación el pasado 5 de mayo.

 

El joven se convirtió en un referente de las protestas pacíficas contra el Gobierno de Iván Duque por sus charlas educativas y su carácter alegre.

 

Hasta el momento se desconocen los autores de los disparos de los que fue víctima.

 

Lucas Villa, símbolo de las protestas sociales y pacíficas en Colombia permanecía en estado crítico desde que el pasado 5 de mayo recibió ocho disparos mientras participaba en una manifestación pacífica. .

 

El hospital San Jorge de Pereira, donde permanece recluido, informó que registra “muerte encefálica" y que sigue conectado a un ventilador de respiración artificial. Tras este diagnóstico "lo que viene será que su corazón deje de latir” previsiblemente en las próximas horas.

 

El anuncio se produjo luego de que el domingo, los médicos le retiraran la sedación para evaluar la condición neurológica del estudiante universitario de 37 años.

 

"Lamentamos informar que no obstante a la atención especializada brindada durante estos días en nuestra UCI el paciente no presentó ninguna respuesta neurológica posterior a suspender la sedación y el estudio imaginológico es concordante con isquemia cerebral global", explicó el gerente del hospital, Juan Carlos Restrepo.

 

Esta información se da a conocer tras confusiones respecto a su estado de salud, que llevaron el pasado jueves al centro médico a señalar que el joven no tenía muerte cerebral como habían reportado en ese momento algunos medios locales, aunque sí admitía un estado grave.

 

El estudiante de ciencias y deporte resultó herido cuando protestaba de forma pacífica en el viaducto que comunica a la ciudad de Pereira con el municipio vecino de Dos Quebradas.

 

Según videos difundidos en redes sociales personas vestidas de civil dispararon desde una motocicleta contra el grupo de personas congregadas. Junto a Villa resultó lesionado de gravedad otro joven identificado como Andrés Clavijo, quien sin embargo mostró recuperación y el fin de semana fue dado de alta.

 

El gobierno colombiano asegura que investiga para hallar a los responsables.