Carne, economía argentina, NACarne, economía argentina, NA.

Los precios de los distintos cortes de carnes subirán 15% promedio cuando se implemente la comercialización por troceo a partir del 2022 y se deje de lado la tradicional media res, alertó la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya). La entidad consideró que con el nuevo sistema de comercialización habrá un "incremento en los costos tanto por logística, como el transporte y los insumos, que repercutirá sobre el precio al público".

 

En diálogo con la agencia NA, Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de Industrias Frigoríficas (Ciccra), coincidió con los matarifes, pero confió en que ese ajuste "sería por única vez, y luego los porcentajes de incremento seguirían subiendo como es habitual con los precios de la hacienda".

 

También advirtió que el sistema no se podrá implementar en todo el país: "La resolución dictada por el Gobierno Nacional para cambiar media res por troceo no tiene injerencia en las provincias. Se las invitó a sacar una norma similar y las provincias no lo van a hacer".

 

Noticias relacionadas

Según el último informe de Ciccra, en abril pasado el consumo de carne vacuna bajó al equivalente de 45,2 kilos por habitante añoel menor registro en 100 años, y con respecto a igual mes de 2020 cayó 12%.

 

De acuerdo con esta cámara, en abril último en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) los cortes vacunos en carnicerías registraron una suba promedio del 1,5%, y el aumento fue del 9,6% en el caso de supermercados, señaló. La resolución que alerta a los matarifes decide dejar de comercializar la media res -que pesa de 85 a 130 kilos- e ir al troceo, con pesos individuales que no superen los 32 kilogramos.

 

"Esto es contradictorio, porque entendemos que la idea es bajar los costos de nuestra actividad", indicaron los matarifes y abastecedores en un comunicado.
En este sentido, remarcaron que un punto que no se puede pasar por alto es que la refrigeración de la carne es "cara" y se va a necesitar más espacio para llevar a cabo el troceo.

 

"Como matarifes, podemos adaptarnos a esta normativa, siempre y cuando las fábricas lo hagan. Está claro que esta normativa en algún momento entrará en plena vigencia y toda la cadena de ganados y carnes tendrá que acompañar", dijo Camya, entidad que preside Leonardo Rafael.

 

Advirtieron que "será muy difícil si no se supervisan los frigoríficos, para ver qué necesitan y cuál es la inversión para poner en marcha el troceo", describieron en la entidad.

 

"Esta implementación del troceo debe tener un alcance nacional, para que no se produzca ninguna clase de distorsión en la cadena cuando se ponga en práctica", agregaron.

 

Para el Gobierno, la medida representará mayores estándares de calidad y sanidad sobre los productos cárnicos, a la vez que favorecerá la transparencia comercial y presentará un avance hacia una "mayor modernización de la cadena de distribución de carnes".

 

"Hacer más eficiente la cadena de comercialización implica a la vez actuar en defensa del consumidor, dado que comercializar en media res genera ineficiencias en la asignación de los cortes que repercuten en el precio que este debe pagar", sostienen desde el Ministerio de Agricultura.

 

Consideran que una distribución por trozos anatómicos de menor peso les permitirá a los abastecedores realizar una mejor asignación de los cortes, de acuerdo con las necesidades de cada mercado minorista.

 

La resolución establece que la forma de fraccionar las medias reses debe contemplar los cortes tradicionales, respetando la integridad anatómica de las piezas cárnicas, con la finalidad de mantener su valor monetario al momento de su comercialización en la carnicería, evitando afectar zonas donde se encuentran cortes apreciados por los consumidores.

 

En tanto, el Ministerio de Desarrollo Productivo se propone implementar programas de asistencia financiera para frigoríficos y faenadores.

 

Es que la implementación del nuevo sistema de comercialización requiere, entre otras transformaciones, adecuar la infraestructura de varios de los frigoríficos existentes en todo el territorio nacional, agregar espacios de oreo, aumentar las instalaciones, incorporar algunas maquinarias y equipamientos de frío.

 

La resolución conjunta 4/2021, de las carteras de Agricultura, Ganadería y Pesca; Trabajo, Empleo y Seguridad Social y Desarrollo Productivo, dispone la obligación del troceo a partir del 1 de enero de 2022.

 

A su vez, la Superintendencia De Riesgos del Trabajo estableció que toda manipulación, transporte, distribución, carga y/o descarga de productos cárnicos, cuyo peso sea superior a los 32 kg, se deberá realizar con la asistencia de medios mecánicos adecuados.

 

"La mecanización del sistema de carga es una decisión que repercute en favor de la salud y bienestar del trabajador", destacaron.