Ataque de Israel en Palestina, REUTERSAtaque de Israel en Gaza, REUTERS

Noticias relacionadas

 

Palestinos huían de sus casas con sus hijos y pertenencias en la mayor ciudad de la Franja de Gaza luego de que Israel lanzara ataques de artillería que, según dijo, buscaban destruir una red de túneles usada por grupos armados antes de una posible invasión por tierra, en el quinto día hostilidades que dejaron más de 130 muertos.

 

También la violencia se extendió a los territorios palestinos de Cisjordania, donde diez palestinos fueron muertos a tiros por soldados israelíes en las mayores protestas en la región desde 2017 y en un intento de apuñalamiento de un soldado, informaron autoridades de salud palestinas y el Ejército israelí.

 

Hamas, que esta semana llamó a iniciar otra Intifada o levantamiento popular contra Israel como las de 2000 y 1987, elogió las protestas en Cisjordania, que abarcaron al menos nueve ciudades y dejaron más de 150 palestinos heridos, dijo el Ministerio de Salud palestino.

 

Además, también provocada por la ofensiva en Gaza, una ola de violencia intercomunitaria continuó anoche en Israel por cuarto noche consecutiva, con fuertes enfrentamientos entre israelíes de origen palestino e israelíes judíos en la ciudad central de Lod, pese a un toque de queda y al envío de tropas y fuerzas de seguridad adicionales.

 

Israel ya concentró tropas a lo largo de la frontera con la Franja de Gaza y llamó a 9.000 soldados de la reserva, ante un agravamiento de las hostilidades con los movimientos islamistas palestinos Hamas y Yihad Islámica iniciadas el lunes pasado luego de una ola de violencia en lugares sagrados islámicos y judíos de Jerusalén.

 

Hamas, que gobierna en Gaza, y Yihad Islámica lanzaron más de 1.800 cohetes contra territorio israelí desde el lunes pasado e Israel respondió con cientos de ataques aéreos que provocaron el colapso de tres grandes edificios de departamentos y con bombardeos de tanques estacionados en la frontera con Gaza.

 

El Ministerio de Salud de Gaza elevó hoy a 122 la cifra de palestinos muertos desde el lunes por los bombardeos israelíes, entre ellos 31 chicos y 20 mujeres, y a 900 la de heridos, informó la agencia de noticias palestina Ma'an.

 

Nueve israelíes murieron hasta ahora por los cohetes, entre ellos un niño de seis años. Las últimas dos víctimas fueron una mujer que sucumbió hoy a heridas sufridas el martes y una anciana que resbaló anoche y cayó mal cuando iba a un refugio antibombas.

 

Hamas y Yihad Islámica confirmaron ya 20 muertos entre sus filas, aunque Israel dice que el número real es mucho mayor.

 

Las hostilidades son las más graves desde una gran ofensiva israelí contra Hamas en Gaza en 2014. Israel llevó a cabo otras dos ofensivas desde que el movimiento islamista tomó el control de esa región con costa al mar Mediterráneo donde viven 2 millones de personas.

 

Mediadores egipcios se reunieron ayer con autoridades de Hamas en Gaza y con funcionarios israelíes en Tel Aviv como parte de gestiones para acordar una tregua que sin embargo no han dado señales de resultados. La ONU y Qatar dijeron que también participaban de los los esfuerzos diplomáticos.

 

Medios israelíes y la cadena de TV árabe Al Arabiya, citando a fuentes de inteligencia egipcias, afirmaron hoy que Israel rechazó una oferta de un año de tregua con Hamas y otros grupos armados de Gaza que hubiera empezado ayer a la medianoche.

 

Al Arabiya dijo que Hamas sí había aceptado la propuesta, pero que Israel quería demorar el inicio de la tregua para destruir más objetivos de los grupos armados.

 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometió hoy continuar la operación en Gaza, en declaraciones en un video en el que agregó que Israel "hará pagar un muy alto precio a Hamas".

 

En Washington, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que habló con Netanyahu sobre la necesidad de distender la situación, pero también mostró su apoyo al líder israelí al asegurar que "no ha habido una importante sobreactuación" de parte del Ejército de Israel.

 

Biden agregó que la meta ahora es "llegar al punto en que haya una reducción significativa de los ataques, en particular de los ataques con cohetes" palestinos.

 

En el norte de la franja costera, en tanto, un hombre, su mujer embarazada y sus cuatro hijos, el mayor de ellos de siete años, murieron anoche luego de que bombas lanzadas por un avión israelí destruyeran su casa de cuatro pisos, dijeron residentes.

 

Un vocero militar israelí, teniente coronel Jonathan Conricus, dijo que tanques estacionados en la frontera con Gaza lanzaron hoy más de 50 rondas de proyectiles contra Ciudad de Gaza.

 

El vocero dijo que los ataques formaban parte de una operación que incluyó bombardeos aéreos y cuyo objetivo era destruir una red de túneles que es usada por milicianos palestinos para no ser vistos y evadir ataques aéreos.

 

"A diferencia de nuestros muy elaborados esfuerzos para despejar la zonas de civiles antes de que ataquemos departamentos o grandes edificios dentro de Gaza, está vez no fue posible", agregó.

 

Palestinos que viven en las afueras de Ciudad de Gaza, cerca de la frontera norte con Israel, huyeron de los bombardeos con artillería.

 

Miles de civiles, incluyendo familias enteras, llegaron a 16 escuelas administradas por la ONU en camionetas, sobre burros o a pie, sosteniendo almohadas, sartenes, frazadas y pan, informó Ma'an.

 

Israel capturó Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén este en una guerra contra países árabes en 1967. Aunque se fue de Gaza en 2005, todavía la ocupa técnicamente, ya que controla sus fronteras, sus aguas territoriales y su espacio aéreo.

 

Los palestinos quieren fundar un Estado propio en todos esos territorios.