Carlos Savanz , detenido por secuestrar a Maia Yael BelosoVolvieron a rechazar la excarcelación del secuestrador de la niña "M"

Carlos Alberto Savanz, el hombre que en marzo pasado mantuvo en vilo a la Argentina cuando secuestró durante tres días a una niña seguirá detenido, según resolvió la Cámara de Casación porteña.

 

“No existen contramotivos que neutralicen la presunción legal y, por el contrario, el arraigo del nombrado resulta sumamente endeble”, dijeron los jueces Daniel Morín y Horacio Días. La defensa de Savanz había pedido la excarcelación, pero ese planeo había sido rechazado en dos instancias.

 

El abogado Jorge Alfonso insistió ante la máxima instancia penal con la libertad, pero el tribuna casatorio ratificó que persisten “indicios objetivos de la existencia de riesgos procesales” y "no existe ninguna medida menos lesiva a la actual suficiente para neutralizarlos”.

 

Noticias relacionadas

El fallo subrayó “la seriedad y gravedad de los hechos, en tanto se le atribuye haber sustraído a una niña de siete años durante un período de tres días y, en ese contexto, de por sí traumático para la menor, haber abusado sexualmente ella mediando acceso carnal”.

 

Savanz, además, “se encuentra en situación de calle y, de acuerdo con las investigaciones que se llevaron a cabo para dar con la niña, se logró constatar que el nombrado no pernocta en un mismo lugar sino que se encuentra en permanente movimiento por varios barrios porteños y de la provincia de Buenos Aires”.

 

Además, él mismo reconoció que “no concurre a paradores ni comedores comunitarios, no se encuentra documentado, no posee teléfono celular, ni aportó el número de alguna persona cercana para poder ubicarlo”.

 

Los jueces evaluaron que “de la lectura del sumario se observa que hace años que no tiene vínculo con ninguno de sus doce hermanos u otro familiar cercano y el pasado mes de junio fue excluido de la vivienda familiar que compartía con su ex pareja e hijos con motivo de una denuncia presentada por aquélla por el delito de abuso sexual cometido presuntamente en perjuicio de su hija de cuatro años de edad”.