Red Solidaria, Martín Giovio, voluntariadoEl Director de Red solidaria, Martín Giovio, en una de las recorridas nocturnas junto al voluntariado, foto Marcelo Addax

Desde que comenzó la pandemia a causa del coronavirus, los argentinos pusieron en primer plano la solidaridad.

 

Quizás fue la vulnerabilidad a la que muchos quedaron expuestos o el escenario de crisis a nivel económico y social lo que hizo que una vez más seamos testigos de la capacidad de ayudar que tenemos como ciudadanos. Quizás, fue entender de una vez por todas que una crisis de esta índole no es el tipo de problema que la responsabilidad individual puede resolver, sino que necesitamos de todos para poder enfrentarla.

 

Los datos lo corroboran. Según sondeos realizados por la Universidad Argentina de la Empresa entre habitantes del área metropolitana de Buenos Aires, seis de cada 10 personas consideran que los actos de solidaridad realizados por los argentinos durante la pandemia han aumentado y dos de cada tres, afirmaron haber brindado algún tipo de ayuda solidaria desde la declaración de la pandemia.

 

Noticias relacionadas

Al respecto, Martín Giovio, Director de Red Solidaria remarcó: "Desde que comenzó la pandemia, nuestras redes, nuestros teléfonos están desbordados de gestos por el prójimo, de solidaridad, de ganas de ayudar e involucrarse".

Felicitas, Maximiliano y Ruben, voluntarios Red SolidariaFelicitas, Maximiliano y Ruben, voluntarios Red Solidaria 

Consultado sobre cómo es coordinar el trabajo de ayuda en tiempos de pandemia explicó que están muy atentos al día a día y a lo que va sucediendo a nivel nacional e internacional: "No podemos abrazarnos ni estar muy cerca, como quizás lo hacíamos antes de la pandemia, pero no queremos estar distantes. La realidad nos indicó que debíamos estar más conectados y conectando a quien necesita ayuda con quien pueda ayudar".

 

"Este es el año número 11 de la campaña #FríoCero, el 9no en Plaza de Mayo, donde compartimos un encuentro muy horizontal con personas en situación de calle. Previo a Marzo 2020, compartíamos la mesa, artistas nos compartían su música, su arte, ropero comunitario, una mirada, una charla, un abrazo. Nos tuvimos que readaptar, volver a los inicios de la campaña, a las recorridas, salir al encuentro con nuestros amigos con porciones de comida, abrigos, alcohol en gel, barbijos y tomar la temperatura a quien quisiera. Desde octubre pasado, volvimos a la Plaza, en un encuentro muy breve, a entregar viandas", agregó.

 

Respecto a si existe más acercamiento de voluntariado en tiempos de pandemia, Giovio remarcó que "no podemos celebrar, no es momento, pero si destacar una vez más, el altísimo compromiso, el enorme grado de humanidad que tiene nuestro país. La capacidad inagotable de dar que tiene el habitante argentino".

 

"En nuestros jovenes 26 años somos testigos del crecimiento permanente de nuestra cultura solidaria, año tras año se baten todos los récords de solidaridad, de compromiso", añadió.

 

Sobre el rol que muchas veces el estado no cumple respecto a la gente en situación de calle consideró que "la gran herramienta para transformar la realidad es la política, lo tenemos muy claro", pero a la vez aclaró la importancia de la colaboración ciudadana: "La comunidad entera puede ayudar, puede dar aviso cuando ve una persona en situación de calle al número que cada una de estas ciudades tiene, ese llamado puede salvar una vida", aseguró al tiempo que sentenció que "involucrarnos, como comunidad entera, nos hará lograr ese anhelo de que no haya más personas en situación de calle en nuestro país".

 

En ese marco, explicó que para colaborar con la campaña la Red recibe abrigos y frazadas, y también los voluntarios se pueden sumar a las distintas rondas nocturnas: "En muchas ciudades del país se reciben barbijos, viandas, alimentos secos, nos pueden escribir a nuestro WhatsApp (+54 9 11 4915 9470) y buscamos el lugar más cercano donde poder ayudar".

 

"Nuestro horizonte, nuestro camino, lo marca el otro, el que sufre, el que necesita una porción de comida, el que espera un trasplante, el que busca a un familiar perdido, quien necesita dadores de sangre, las personas con autismo, las personas que buscan un trabajo digno y no lo encuentran, los hogares de niños, los nuevos bosques nativos que tenemos que generar, las personas en situación de calle", finalizó.