Juegos Olímpicos Tokio 2020 - Belén Pérez Maurice - EsgrimaJuegos Olímpicos Tokio 2020 - Belén Pérez Maurice - Esgrima

La delegación argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sigue tomando forma y, una de las últimas que sumó pasaje a la capital de Japón es Belén Pérez Maurice, quien se quedó con el Preolímpico Americano en San José de Costa Rica y será la representante nacional en esgrima en sable.

 

En una charla con Diario 26, la sablista comentó lo que fueron sus sensaciones ante la suspensión del gran evento del deporte mundial y lo que significó haber conseguido el boleto a tan poco del inicio: “La ansiedad la manejé hablando mucho con mi Maestro Lucas Saucedo, que sabe cómo manejar esas situaciones por su larga carrera como entrenador y me conoce mucho. Lograr la clasificación fue un alivio, ya que el periodo fue más largo de lo común y habíamos trabajado muchísimo”

Juegos Olímpicos Tokio 2020 - Belén Pérez Maurice - EsgrimaJuegos Olímpicos Tokio 2020 - Belén Pérez Maurice y Lucas Saucedo - Esgrima

El 2021 marcará un hecho histórico en la esgrima argentina y en la carrera de la nicoleña de 35 años: se convirtió en la primera sablista en ir a tres Juegos Olímpicos consecutivos luego de sus experiencias en Londres 2012 y Río 2016. Este logro solo había sido igualado por Alejandra Carbone, pero en la modalidad florete. En la rama masculina, también lo lograron Raúl Saucedo (abuelo del entrenador de Pérez Maurice) y Omar Vergara. Ante esto, la Flaca comentó: “Me enteré apenas clasifiqué que soy la única mujer argentina en toda la historia del sable en haber clasificado a tres Juegos así que eso me llena de orgullo. No es nada fácil en este país mantener el nivel durante tantos años. Es un logro compartido con mi equipo, al que siempre le estaré agradecida”.

 

Noticias relacionadas

Se sobrepuso a entrenar con un “sable imaginario”, a que una aerolínea le entregara el sable en pésimas condiciones tras un viaje y a entrenar en el pasillo de un hotel en la previa de su gran torneo para llegar a Tokio. Con el boleto en la mano, Pérez Maurice analiza lo que fue un proceso olímpico con complicaciones pero que nunca le quitaron el foco a su objetivo: “Lo tomo como algo más que nos puede pasar a los deportistas amateurs. Lucas siempre me dice que hay que entrenarse para lo mejor y prepararse para lo peor, que si pasa ya lo previste. Siempre entrenamos en las condiciones no óptimas así que estoy acostumbrada”.

A pocas semanas del inicio del evento, la también Ingeniera en Alimentos contó lo que significó buscar su lugar en los Juegos Olímpicos en un torneo en el que sólo la campeona lo podía conseguir: "¡Genera muchísima presión! Pero realmente Lucas hizo un trabajo formidable en hacerme entender que yo podía con la presión y que había que convivir con ella. Me adelantó todo lo que iba a suceder y así fue. Me dijo que iba a ir de menor a mayor en el torneo y fue exacto lo que pasó”.

 

La ganadora de la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 comenta lo que podrá aplicar en Tokio luego de sus experiencias en la capital inglesa y en tierras cariocas: “Llego más madura. Espero disfrutarlos al máximo y poder aprender de las dos experiencias anteriores”.

Juegos Olímpicos Tokio 2020 - Belén Pérez Maurice - EsgrimaJuegos Olímpicos Tokio 2020 - Belén Pérez Maurice - Esgrima

A la hora de la consulta sobre sus objetivos en el evento que paralizará al deporte mundial en el 2021, Pérez Maurice es clara: “Las expectativas son las mejores, pero va a depender de la preparación que podamos hacer. Mi objetivo es llegar a mi pico máximo de rendimiento y así poder ser competitiva. Seguramente en el primer match me encuentre con la número 3, 4 o 5 del mundo así que, si quiero ganar, deberé dar lo máximo”.

 

Para cerrar la charla, una de las representantes nacionales que más conoce lo que se vive en un Juego Olímpico nos cuenta lo que significa representar al país en un evento de este tipo: “Es una sensación de felicidad difícil de describir y ojalá todos los atletas pudieran lograrlo. Tuve la suerte de estar en un podio escuchando el himno y es algo que te deja sin palabras. Me imagino ganando una medalla olímpica y creo que me desmayo ahí mismo”.

*Por Matías Greisert

Tw: @MatiasGreisert