Eduardo Duhalde y Alberto Fernández. Foto NAEduardo Duhalde y Alberto Fernández. Foto NA.

El expresidente Eduardo Duhalde criticó este domingo a Alberto Fernández y remarcó que el país necesita la unidad de los argentinos. "El presidente del justicialismo no sé para qué es presidente si no se ocupa del partido", remarcó y aseguró que va a "intentar que este gobierno no siga gobernando, porque no tiene capacidad".

 

En relación a "la unidad" que propone Duhalde recordó cuando le dijo a Alfonsín que su fuerza política sacó el 50% de los votos en el 99' y que el Justicialismo el 40%. "El 90% no alcanza. Necesitábamos el 10% de las terceras fuerzas, y a la media hora me estaba llamando Juampi Cafiero", contó. "Entonces no había grieta, porque todos estábamos tirando para el mismo lado".

 

"Gane quien gane la próxima elección si no estamos unidos es muy difícil sacara a la argentina adelante", agregó el expresidente y afirmó que ha estado llamando a la dirigencia política.

 

Noticias relacionadas

En ese mismo sentido, Duhalde se preguntó: "¿Qué más tiene que pasar para que nos demos cuenta de que no tenemos que pelearnos?", y reprochó que "seguimos instalados en el pasado".

 

Sus mayores críticas fueron hacia Cristina, con quien aseguró que "no podría estar". La definió como "la presidenta de la República" y "una persona que se cree de izquierda y no quiere a Perón".

 

Para Duhalde, el problema de Argentina no es lo que debemos, sino lo que no producimos. En base a eso sostuvo, "un gobierno peronista en crisis tiene que ocuparse de la productividad" Y contó: "Nosotros tenemos la mayor parte de la cordillera, pero los chilenos sacan 20 veces más en miles de millones de dólares. No tenemos ni cuenta de cuánto se llevan de oro. Argentina es desordenada y descontrolada, y sin orden ni control no funciona una familia, un negocio, ni un país".

 

En oportunidades anteriores, Duhalde, consideró que "Alberto Fernández no está en el equilibrio, no está bien. No está como tiene que estar. Le deseo lo mejor y que se recomponga pero no está como tiene que estar".

 

"Muchos golpes recibe. Eso yo lo he vivido. En el 2002 estábamos con superávits gemelos, estábamos bien, pero yo no estaba bien, aunque uno trataba de disimularlo porque es demasiado esfuerzo", justificó.