Alejandro Claudio Guerrero, ladrón asesinadoGuerrero junto a la mujer de uno de sus compañeros del penal

Alejandro Guerrero perdió la vida junto a un cómplice producto de los golpes que les dieron en medio de un asalto en Ángel Etcheverry. Se había hecho conocido por subir una selfie con la pareja de un compañero de celda.

 

El pastor evangelista al igual que el otro ladrón, murieron cuando las víctimas del asalto se defendieron con "una mancuerna y un hacha" en la noche del domingo.

 

Ese día, un joven salió de la casa de campo alertado por los ladridos de sus perros y fue sorprendido por los dos delincuentes armados, quienes lo obligaron a reingresar en la casa, donde se encontraban su madre de 47 años y su hermano de 20.

 

Noticias relacionadas

Un tercer ladrón quedaría afuera como "campana" y fue quien interceptó al dueño de la propiedad. Cuando iban a maniatarlo también a él, el hombre de 48 años logró zafarse y arremetió contra uno de los asaltantes, resistencia a la que se sumó uno de sus hijos, y atacaron a los delincuentes con "una mancuerna y un hacha", causándoles heridas mortales.

 

Desde el 4 de abril pasado, Guerrero violaba una salida transitoria que se le había concedido por buen comportamiento en uno de los pabellones evangélicos de la Unidad 32 de Florencio Varela.

 

Desde afuera del complejo carcelario, el pastor subió como estado de WhatsApp una "selfie" que se tomó junto a la mujer de uno de sus excompañeros de prisión.

 

Esa imagen había despertado la furia de sus compañeros de la cárcel quienes se comprometieron a no recibirlo en ninguno de esos sectores, y habían advertido que le harían "pagar" la traición.