Florencia Peña rompió en llanto tras las críticas que recibió por la tapa sobre violencia de géneroFlorencia Peña

Mientras trataban el caso de Paula Sánchez Frega, una joven riojana que llevó a juicio a su exnovio, un tatuador llamado Patricio Pioli, y logró que lo condenaran cinco años de prisión por haber difundido material sexual sin su consentimiento, Florencia Peña rompió en llanto al recordar la viralización de sus videos íntimos que sufrió en 2012.

 

“Estoy escuchado y la verdad que me genera mucha emoción, porque yo padecí muchísimo cuando se filtró mi contenido íntimo. No fue una 'pornovengaza', fue un hackeo. Yo no sentí lo que creo que hoy pueden sentir algunas mujeres, que es una mirada distinta sobre eso. Yo me sentí absolutamente acusada, absolutamente denigrada como mujer, y sentí que tenía que pedir disculpas por haber hecho eso en mi intimidad", empezó la conductora de "Flor de equipo".

 

Y contó que, al día de hoy, todavía no sabe quién fue el responsable de la filtración: "Yo todavía estoy con cinco juicios, esperando una resolución, pero te escuchaba Paulo (Kablan) y reviví cosas que a mí me hicieron mucho daño, y a mí familia también. Pero el avance de las leyes y de los derechos de las mujeres hacen ver que con este tipo de delitos podemos sentirnos resguardadas, en un punto, porque esto es para siempre. Yo lo vivo todos los días de mi vida, cuando alguien me pone el video en las redes y tengo que denunciar links".

 

Noticias relacionadas

Por último, destacó la importancia del fallo de la Justicia de La Rioja: "La sociedad se vuelve muy hostil con una mujer cuando se filtran cuestiones muy privadas. Y no es solo lo que ella pudo haber vivido con los letrados, sino lo que significa para el entorno de una mujer que vos estés expuesta íntimamente con cosas que vos no decidiste mostrar. Es muy doloroso. Este fallo es muy importante y lo digo como víctima".

 

Cuando hace más de nueve años se filtró uno de los tres videos que se volvieron virales en las redes, la actriz rápidamente salió a repudiar la difusión de las imágenes. "No hay derecho que hackeen mi intimidad. No sé cómo se filtró. Mi cuñado y mi padre se dedican a la informática y quiero saber cómo llega a las manos de alguien. (El video) Fue en el ámbito privado, en mi habitación, en mi casa. Estos actos deben sancionarse. Yo no tengo más remedio que mandar cartas documento a todos los portales para evitar que esto se difunda", manifestó públicamente y enseguida inició acciones legales.