Octavio Romero, prefecto que apareció muerto en un crimen de odioOctavio Romero, prefecto que apareció muerto en un crimen de odio

Se cumplen diez años de un crimen marcado por la impunidad y el odio: Octavio Romero, suboficial 1° de la Prefectura, había desaparecido de su casa de Retiro el 11 de junio de 2011 y fue hallado muerto en el río.

 

Su cuerpo se encontraba desnudo y golpeado. La autopsia, días más tarde, confirmó que había sido asesinado.

 

Octavio, oriundo de Curuzú Cuatíá, iba ser el primer integrante de las fuerzas de seguridad en casarse con su novio, Gabriel Gersbach, con quien convivió durante 12 años, luego de que se haya aprobado la Ley de Matrimonio Igualitario

 

Noticias relacionadas

En el día de hoy, la investigación está en manos de la Fiscalía Criminal de Instrucción N° 40 y el Juzgado Nº 46, a cargo del magistrado Jorge Anselmo de Santo. Sin embargo, no hay sospechosos ni detenidos ni imputados.

 

En diálogo con los medios, Gersbach reveló que Romero “sufría de bullyng en su trabajo” cuando hizo público su relación y añadió que ante esa problemática tuvo “encontronazos” con algunos de sus compañeros y que tal vez les “tenían bronca por su condición sexual” o “por las cosas que él podía llegar a saber”