Christiane K. se enfrenta a la pena de cadena perpetua. (Foto: Reuters)Christiane K. está acusada de haber asesinado a cinco de sus hijos (Reuters)

Comenzó en Alemania el juicio a una mujer que mató a cinco de sus hijos asfixiándolos con una toalla para vengarse de su ex marido.

 

Christiane K. debe responder a los cargos de acusación ante el tribunal de Wuppertal (oeste del país) y enfrenta la posibilidad de quedar presa de por vida.

 

Todo comenzó el 3 de septiembre de 2020 en el apartamento familiar en Solingen. En el acta de acusación, se señala que la madre drogó a sus hijos durante el desayuno para que se durmieran. Luego les preparó un baño con juguetes para ellos. Los fue despertando, llevándolos uno tras otro al baño donde los estranguló hasta la asfixia.

 

Hasta ahora la mujer dijo ser inocente y por el momento, no se le diagnosticó ningún trastorno mental.

 

Tras los asesinatos, los niños fueron envueltos en toallas y depositados en sus camas, donde fueron encontrados. La mujer se arrojó ese mismo día ante un tren en la estación de la cercana ciudad de Düsseldorf, pero sobrevivió a su intento de suicidio.

Christiane K. asesinó a cinco de sus hijos. (Foto: Reuters) 

El único sobreviviente fue su hijo mayor, quien al momento de los crímenes se encontraba en la escuela.

 

La joven mujer, en arresto tras los hechos, llegó a afirmar que un hombre enmascarado había entrado en su apartamento y matado a sus hijos. Sin embargo, no se encontró evidencia que sostuviera la afirmación.

 

En tanto, el fiscal Heribert Kaune-Gebhardt señaló que la mujer se había enterado de que su marido, del que vivía separada desde hacía un año, había encontrado una nueva pareja. El hombre, tercera pareja formal de Christiane, es padre de cuatro de los seis hijos.

 

Los niños muertos fueron identificados como Luca, de 8 años; Timo, de 6; Sophie, de 3; Leonie, de 2; y Melina, de 1.

Noticias relacionadas

Crimen
Filicidio
Alemania
Juicio