Comisaria en Dock Sud, AvellanedaComisaria en Dock Sud, Avellaneda.

Ana Marchan tenía 72 años y estaba con su nieto este martes cuando un grupo de delincuentes ingresó en su casa en Dock Sud, en Avellaneda. Fue allí que la señora se arrojó desde un balcón y murió por el golpe contra el piso. Hay tres sospechosos detenidos. Las primeras pericias determinaron que los asaltantes no la empujaron y que la mujer pudo haberse tirado en un acto de desesperación.

 

Mientras los ladrones revolvían todo a su paso en busca de objetos de valor la mujer les pidió que la dejaran ir al balcón porque se sentía mal. La mentira fue el único recurso que se le ocurrió a la victima en ese momento, desesperada por escapar. “Ella pidió ir al balcón para tomar aire pero no se sabe si se tiró o si se quiso escapar por ahí y cayó contra el piso”, precisó una fuente cercana a la causa. De acuerdo al relato del nieto, los asaltantes no la amenazaron ni la empujaron, pero todo terminó trágicamente.

 

Marchan fue trasladada de urgencia a un hospital de la zona y quedó internada en terapia intensiva, pero murió pocas horas después. ”Los delincuentes huyeron luego que la mujer cayó a la vereda pero quedó comprobado que ella estuvo sola en el balcón”, sostuvo el vocero.

 

El fiscal a cargo de la investigación, Mario Prieto, ordenó tras la muerte de la jubilada una serie de siete allanamientos en la denominada Isla Maciel, donde detuvieron a los tres hombres sospechados de haber participado en el asalto. Se trata de un joven de 19 años y dos hombres de 30 y 37, a quienes se les secuestraron dos chombas de “Drogas Ilícitas” de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, dos revólveres calibre 32 y un auto Peugeot 207 negro, que habría sido el que usaron durante la entradera.

Noticias relacionadas

Robo
Dock Sud
Entradera