Juan Pablo Lohlé, ex embajador argentino en BrasilJuan Pablo Lohlé, Politico diplomático Ex embajador de Brasil y España.

Juan Pablo Lohlé, ex embajador ante la OEA, España y Brasil, analizó la medida tomada por el Gobierno en relación a Nicaragua y amplió su análisis en relación a lo político internacional.

 

En una entrevista realizada por Natasha Niebieskikwiat para Clarin, consideró un alineamiento del país a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que integran Cuba, Bolivia, Nicaragua, Venezuela.

 

“Yo creo que esto hay que ponerlo en el marco de un alineamiento de la Argentina, sin decirlo en el ALBA. Finalmente con esto de Nicaragua, la Argentina lo que está haciendo es responder los países del ALBA. Lo que yo sí creo que debiera hacer la OEA es convocar a los cancilleres, y poner el caso de Venezuela como un caso testigo más de la región, y aplicarle la carta democrática, porque lo de Venezuela es un exceso por la cantidad de muertes que hay según lo muestra el informe Bachelet. Por todos los efectos que ha tenido el tema venezolano, y ahora más aún sus conexiones con Irán y compañía, yo creo que lo de Nicaragua para los argentinos, lo que hace es que nos saca un velo. El de creer que la Argentina solamente está apoyando a Venezuela. No, la Argentina está apoyando una línea política que no sólo tiene que ver con Venezuela, o con Nicaragua, sino también tiene que ver con la Habana. La política no habla de esto”, analizó en relación a la abstención del Gobierno ante las detenciones del poder de Ortega.

 

Noticias relacionadas

“Hay un componente importante del Gobierno que tiene una ideología de izquierda, pero es una ideología de izquierda con las ventajas del capitalismo. Y por eso hay es tan proclive a aproximarse a China también. Porque China tiene esta doble estrategia, una capitalista y otra comunista. Es una dirección autocrática en la cual el que manda es el que gobierna, y la política es unipartidaria. Esta es la idea. Ortega es la caricatura de eso, porque primero quiso tener una inversión china multimillonaria que al final fracasó. Después se alió básicamente con Cuba y con Venezuela. Y después abolió la política, porque los compañeros de Ortega, algunos de los que metió presos fueron sandinistas”, completó.

 

En relación a un alineamiento con el país liderado por López Obrador, Juan Pablo Lohlé analizó: “Yo creo que México ha hecho una política para estar cerca de Estados Unidos, para exportar 150 mil millones de dólares a Estados Unidos y hacer progresismo interno para el resto de América Latina. Esto se ve claro en la política de México con Cuba y con Venezuela. La sensación que uno tiene es que la Argentina está a traspié con México, porque México tiene su propia política internacional centrada con Estados Unidos y con Canadá y fundamentalmente con América Central. La Argentina se colgó de México, y la prueba es que hay un comunicado, que emite la abstención de Argentina y México, y es un comunicado de la cancillería mexicana.  Argentina incluso en los detalles diplomáticos, cada día comete errores mayores. Y en esta cantidad de errores uno cree que el mundo no los ve, que los socios no los ven que los países que están cerca no los ven. En esta fantasía de ponerse de mediador lo primero que hay que tener es músculo de negociación, y el músculo de negociación lo da el país de donde uno viene, nunca de un país que está sin rumbo y está a la deriva”.

 

Por último, dio su opinión acerca de la decepción de Estados Unidos sobre la posición nacional al respecto de Nicaragua: “Toda decisión económica depende de una decisión política. Y si la Argentina erra las decisiones políticas le va a ser cada vez más difícil tener decisiones económicas a favor”.