Alberto FernándezAlberto Fernández

El presidente Alberto Fernández aseguró que su predecesor Mauricio Macri "se olvidó de los argentinos" y los metió en "un problema enorme" del que todavía no se pudo salir y remarcó que la sociedad no se tiene que olvidar de lo que se vivió durante los cuatro años de gestión macrista.

 

Además, se refirió irónicamente a la polémica por las demoras en el arribo de la segunda dosis de la vacuna de Sputnik V: “Estamos en un país donde graciosamente se acusa de coimero al que tiene que comprar vacunas, se acusa de envenenador al que consigue las vacunas y cuando el envenenador consigue vacunas, le reclaman la segunda dosis de veneno”

 

"El otro día, el ex presidente, en un programa en Córdoba, decía que yo no entendía lo que era una negociación con el Fondo, que no podía pedir una quita de la tasa de interés. Mire Macri, hago eso porque defiendo a los argentinos. Usted se olvidó de los argentinos y los metió en un problema enorme del que todavía no podemos salir", indicó Fernández en el XLVIIIº Congreso Nacional Bancario, junto a Axel Kicillof y Sergio Palazzo.

 

Noticias relacionadas

"Nosotros llegamos el 10 de diciembre con un ímpetu enorme de poner de pie a una Argentina que estaba caída y postrada, muy golpeada. No nos tenemos que olvidar de eso en un proceso electoral como el que se viene. En esos años no solamente se endeudó a la Argentina del modo irresponsable que se la endeudó. Recuerdo que Macri nos recomendaba en inglés que nos enamoremos de Christine Lagarde. En ese momento estaba poniendo a la Argentina de rodillas con un crédito que nunca íbamos a poder pagar", expresó el primer mandatario.

 

En el mismo sentido, criticó duramente al Fondo Monetario Internacional por haberle dado a Macri ese crédito de 57 mil millones de dólares: "Mal que les pese, ellos son directores responsables de lo que han hecho. El FMI después de la tragedia de la pandemia dispuso socorrer a todo el planeta con 50 mil millones de dólares, pero a la Argentina de Macri destinó 57 mil millones de dólares. Ese crédito fue un despropósito".

 

Asimismo, subrayó que su principal preocupación es que "los trabajadores y las trabajadoras tengan más derechos" y "que los sueldos no se retrasen frente a la inflación", sino "que le ganen".

 

"Durante cuatro años nos hicieron un daño incalculable que la pandemia hace que dejemos en un segundo plano, pero no es bueno olvidarse de nada de eso. Tuvimos una gobernadora que se jactaba de no abrir hospitales y decía que abríamos universidades para gente pobre que nunca iba a poder llegar a ellas. Todos ellos vuelven de las cenizas abusando de la tragedia que estamos viviendo y dejando de lado lo que fueron capaces de hacer", aseveró.

 

El jefe de Estado señaló que vino "con toda la ilusión a poner a la Argentina de pie" pero fue sorprendido por la pandemia que "hizo víctima a todo el mundo", pero en especial a la Argentina porque "habían cerrado el Ministerio de Salud, dejaban vencer las vacunas" y "el Ministerio de Ciencia y Tecnología desapareció de un plumazo".

 

"Ahora están preocupadísimos por la educación de nuestros chicos cuando fuimos siempre nosotros los que levantamos la bandera de la salud y la educación pública. Por favor no olvidemos el lugar desde donde partimos. Los responsables tienen nombre y apellido: están en los canales de televisión dando cátedra de lo que ellos no supieron hacer", aseguró.

 

Fernández habló además de la situación argentina frente a los organismos de crédito internacional: "Todos esperaban que caigamos en default con el Club de París. Fuimos y negociamos y lo logramos. No bajamos ninguna de nuestras banderas. Seguimos negociando con el Fondo y le pedimos que revise las sobretasas que nos están cobrando. Necesitamos más tiempo para recuperarnos. Estamos saliendo de la pandemia, pero no logramos salir de los cuatro años de la tragedia que nos precedió".

 

"Cumplimos gran parte de lo que hicimos en campaña. Hoy ningún jubilado paga sus medicamentos, como dijimos que íbamos a hacer en campaña. Hoy no hay créditos al 98% y el dinero de nuestros bancos vuelve a poner de pie a la pequeña y mediana empresa. Dijimos que la Argentina de los tarifazos se acabó y lo cumplimos. También dijimos que íbamos a ampliar derechos y aprobamos las leyes del aborto y de los mil días para darle a las mujeres libertad para decidir qué quiere hacer con su vida", insistió.

 

"Estamos entre los 20 países que más vacunas suministró. Somos de los pocos que producen vacunas. Nos dicen que no tenemos planes ni proyecto. Tenemos un plan: cuidar a los argentinos. Tenemos un proyecto: que vuelva el trabajo a la Argentina. Y tenemos una decisión: poner a la Argentina de pie", consideró.

 

Y concluyó: "Hoy leí que hay una presión sobre mí para que vete una ley que aprobó el Congreso disponiendo que en los medios se debe respetar la igualdad de género. No pierdan el tiempo, yo no voy a vetar nada que signifique más derechos y más igualdad para los argentinos y las argentinas".