Nicolás Vázquez y Gimena AccardiNicolás Vázquez

En medio del estado de shock que atraviesa luego de ser testigo del derrumbe del edificio de Miami ubicado en la zona de Surfside, en el estado de Florida, que dejó al menos diez argentinos desaparecidos.

 

Nico Vázquez difundió un audio por WhatsApp para llevarle tranquilidad a sus seguidores y aclarar que tanto él como su mujer, Gimena Accardi están fuera de peligro.

 

"Vivimos un momento muy fuerte con Gime. Veníamos de cenar. Estacioné el auto como siempre en la cochera. Escuchamos un ruido muy fuerte y con una diferencia de seis segundos, se movió el ascensor y arrancó una polvareda muy fuerte. No entendíamos qué pasaba", relató el actor y destacó que hay mucha gente que la está pasando peor que ellos.

 

Noticias relacionadas

Al principio, ninguno de los dos se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. "No sabíamos si era un tornado, un ataque... lo más parecido a lo que es una película y empezamos a correr junto con tres o cuatro personas, todavía no éramos muchos", señaló. Y explico que en ese momento entendió que se había caído parte del estacionamiento: "Había autos hundidos, alarmas sonando. Gime me hace caer en la cuenta de lo que cerca que estuvimos de no contarla".

 

Minutos más tarde, la pareja pudo salir del edificio y cruzar a la vereda de enfrente cuando finalmente cayó la torre en la que se hospedaban. "Se escuchó un estruendo imposible de relatar, no lo habíamos escuchado nunca en nuestra vidas, como un especia de terremoto", agregó. Y se quebró al recordar el momento más crítico que vivieron: "Estábamos uno al lado del otro y teníamos una nube de polvo tan grande que no nos podíamos ver. Ahí es cuando Gime corre y se golpea la cabeza. Le sale como un huevo muy grande y eso me asustó".

 

"Ahí se hizo un silencio. Nos encontramos todos entre los escombros y los vecinos salieron a auxiliarnos con agua, con lo que había y ahí llegó la policía con los bomberos", añadió. Y concluyó: "Estamos vivos de milagro".

 

No bien se supo que los actores habían estado allí, ambos recurrieron a las redes sociales para no preocupar a sus fanáticos. "Nosotros estamos bien, gracias por preocuparse", manifestó la actriz en sus redes sociales. Mientras que su marido escribió: "Gracias a Dios estamos bien. Gracias por la preocupación".