Coronavirus, Argentina, pandemia, compras, NARecorte de gastos durante la pandemia. Foto: NA.

Desde hace muchos años, la Argentina es conocida por ser un país de clase media, sin embargo, esos son otros tiempos ya que con el avance de la pandemia de coronavirus y la baja en muchas actividades, la situación económica se ha resentido hasta límites insospechados. Y los efectos se ven a diario en la mayoría de la gente.

 

Esto queda muy claro en un informe de TN a cargo de Sofía Terrile y Juan Manuel Lombardero, en donde sale a la luz la dura coyuntura actual, y de donde se destaca el dato desalentador: siete de cada 10 argentinos responden que son de clase media cuando le preguntan a qué nivel socioeconómico pertenecen. Pero, a fines de 2020, la consultora de estrategia Moiguer y Asociados estimaba que solo tres de cada 10 personas efectivamente lo eran.

 

De acuerdo a lo planteado en el artículo de TN, los ingresos de los argentinos se derrumbaron muy rápidamente. Así, dice el artículo que las suscripciones fueron las primeras en sufrirlo. En cuestión de un año y medio, los gimnasios aseguran que perdieron el 60% de sus clientes. Es decir: seis de cada 10 personas que entrenaban allí dejaron de pagar la cuota. Fue uno de los sectores más afectados durante la pandemia y, por las restricciones a la circulación, permaneció cerrado varios meses. El efecto negativo se sintió rápido y más de 1.000 locales que se dedicaban a la actividad cerraron, afirma la Cámara de Gimnasios de Argentina.

 

Noticias relacionadas

Uno de los rubros que más destacan a esta crisis es el de las expensas. Lo concreto es que en la actualidad la gente sigue sin poder cubrir los gastos y la morosidad aún es notable, llegando al 20%. En el mismo sentido, mucha gente de la clase nmedia ha optado por hacer un notable recorte en loq ue hace a pago de cuotas de escuelas privadas. Según la nota exclusiva de TN, durante 2020 y 2021, la caída de la matrícula fue del 10%, informa la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (Adeepra). En la crisis de 2018 y 2019 este porcentaje ya había caído un 5%. Ahora, uno de cada 10 alumnos salió del sistema privado.

 

El rubro de la medicina prepaga es otro de los que más problemas presentan a la alicaída clase media. Es que los nuevos ingresos bajaron 20% de un mes para otro, entre abril y mayo de este año. Consultadas por TN, aseguran que no cayó la morosidad -que sigue en un 3% histórico-, sobre todo porque el aumento de cuotas estuvo retrasado con respecto al avance de la inflación.

 

Fuentes de la Unión Argentina de Salud (UAS), la entidad que nuclea a los representantes del sector privado de salud, aseguraron que tampoco hubo una caída en la cantidad de asociados, porque aseguran que, a pesar de que miles de personas perdieron su empleo y, por ende, la cobertura, la siguieron pagando.

 

De todos modos, tal como se indica en el artículo de TN, es un sector que ya ajusta hace tiempo: según datos oficiales, por la caída del empleo entre 2018 y 2020, unas 3 millones de personas se retiraron de la salud privada y tienen solamente atención en hospitales públicos.