Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, NAHoracio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. Foto: NA.

Superadas las rencillas en torno de las candidaturas en la Ciudad de Buenos Aires, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se dejaron ver juntos y reforzaron el mensaje de "la unidad" opositora como señal de fortaleza para enfrentar al Frente de Todos en las próximas elecciones.

 

El encuentro se llevó a cabo en el restaurante "Dandy" del barrio de Recoleta, y se concretó luego de que la ex ministra de Seguridad de Cambiemos anunciara la renuncia a su candidatura a diputada nacional por la Ciudad, allanándole el camino a María Eugenia Vidal para que encabece la lista de Juntos por el Cambio en ese distrito, como pretendía Rodríguez Larreta.

 

"Con @HoracioRLarreta entendemos que la fuerza del cambio está en la unidad. Necesitamos estar juntos para defender la República y terminar con esta decadencia que nos roba el porvenir. Queremos construir un país en el que progresar sea la razón de cada argentino", expresó la titular del partido amarillo, acompañado por una foto con el alcalde porteño.

 

La decisión de Bullrich de declinar su candidatura se consumó luego de denodadas negociaciones en la que ninguno de los bandos daba el brazo a torcer: la decisión de Mauricio Macri de viajar a Europa y soltarle la mano a su ex ministra, alejándose de la interna partidaria, fue determinante para esa resolución, ya que la titular del PRO confiaba en que el ex presidente le iba a expresar públicamente su apoyo, idea que se desvaneció en las últimas 48 horas.

 

 

Resistir hasta donde se puede.

"La Piba" resistió las presiones para bajarla hasta donde pudo, pero al final entendió que, sin el respaldo explícito del fundador del PRO, se enfrentaba a una derrota segura contra Vidal, quien cuenta con el aparato institucional y los recursos del Gobierno de la Ciudad.

 

El desenlace de esta trama fue claramente una victoria para Rodríguez Larreta y su proyecto presidencial, pero para disimular el resultado de la pulseada interna y que Bullrich no quede ante la opinión pública como perdedora se acordó comunicar en las redes sociales que a la presidenta partidaria se le respetaría su rol preponderante en el armado de las listas del PRO y de Juntos por el Cambio en todas las provincias del país.

 

"Esta tarde con @PatoBullrich estuvimos conversando sobre la importancia de seguir trabajando juntos por la unidad de @juntoscambioar. Sabemos todos los desafíos que tenemos por delante y vamos a seguir trabajando para ofrecerle lo mejor a cada argentino y argentina", escribió Rodríguez Larreta en Twitter, acompañado de la misma imagen que compartió Bullrich en su cuenta personal.

 

A regañadientes y decepcionada con Macri, Bullrich aceptó el trato pero anticipó que sus aspiraciones presidenciales para 2023 siguen más vigentes que nunca.

 

"Lo que hice fue dejar la lucha por la candidatura a diputada nacional para darle al PRO una dimensión nacional, programática. Tener el mejor programa de cara a 2023. En ese sentido, pienso ser una de las que actúen. Creo que tengo condiciones y la valentía que hace falta como para llevar adelante el cambio que necesita el país", indicó Bullrich en diálogo con El Gíglico, por Radio Rivadavia.

 

En tanto, aseguró: "Tengo el sueño de ser Presidenta desde que tengo seis años". Patricia Bullrich reiteró que buscará la presidencia en 2023 y que tiene un plan para bajar la inflación Mientras que en la Ciudad se resolvió que la lista será encabezada por Vidal, en la provincia de Buenos Aires se perfila una competencia en las PASO entre dos listas: una hegemonizada por el PRO y encabezada por Diego Santilli, y otra encabezada por Facundo Manes con el apoyo de la UCR

 

Noticias relacionadas

Horacio Rodríguez Larreta
Patricia Bullrich
Juntos por el Cambio
PRO
Elecciones
Oposición