Juegos Olímpicos Tokio 2020 - José María Larocca - Matías Albarracín - Equitación - Fotos: Leila Slavinsky @leislavinskyfotosJuegos Olímpicos Tokio 2020 - José María Larocca - Matías Albarracín - Equitación - Foto: Leila Slavinsky @leislavinskyfotos

El equipo de equitación argentino, liderado por Francisco Galli y Vitor Alves Teixeira, llega a Tokio 2020 con diferentes alternativas para ilusionarse con una medalla, ya sea en salto individual como en la disputa por equipos.

 

En la previa a los Juegos Olímpicos, José María Larocca y Matías Albarracín, integrantes del plantel que completan Martín Dopazo y Fabián Sejanes, hablaron con Diario 26 acerca de sus sensaciones, objetivos y vivencias de sus participaciones previas en eventos de esta magnitud.

Juegos Olímpicos Tokio 2020 - José Maria Larocca - Equitación

A la hora de hablar de emociones acerca de un evento marcado por la pandemia, el nacido en Suiza marca la importancia de los años competidos para poder sobrellevarlo: “La ansiedad afecta a todos y es fundamental canalizarla para no estresarnos y desgastarnos con ella. Yo tengo experiencia en este tipo de evento que creo me va a ser muy útil para poder manejarla mejor”.

 

Albarracín también apunta a su trabajo y no se desenfoca: “Respecto a la suspensión no me generó mucha ansiedad, es algo que no podemos controlar y creo que fue lo más acertado. En ese momento había otros interrogantes que nos alertaban más que demorar los Juegos un año. Ahora, sólo me focalizo en lo que estoy haciendo. Busco estar en mi mejor nivel y eso me quita presión y además me ayuda a no pensar en cosas que aún falta para que sucedan”.

Juegos Olímpicos Tokio 2020 - Matías Albarracín - Equitación - Fotos: Leila Slavinsky @leislavinskyfotosJuegos Olímpicos Tokio 2020 - Matías Albarracín - Equitación - Fotos: Leila Slavinsky @leislavinskyfotos

La participación en un Juego Olímpico siempre es una ventaja que se tiene a la hora de una nueva oportunidad. Larocca participó en Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016 y asegura que “sin duda el haber estado en otras olimpiadas va a ser muy útil”. El nacido en Curitiba pero radicado en La Plata también participó en tierras cariocas y así lo analiza: “De mi experiencia anterior puedo sacar muchísimas cosas. La manera en que manejé la presión, la manera de descansar y cómo compito con el mismo caballo. Aunque sé que no estoy igual que hace cinco años, me servirá saber de qué manera se potenció aquella vez”.

 

Más allá del talento de los jinetes, la presencia del caballo hace que se genere una simbiosis muy interesante que dos de los mejores del mundo pasan a explicar. “La relación con el animal es la parte más importante de nuestro deporte. Debe haber una confianza mutua y total, sin esto no hay posibilidad de éxito. Es una complicidad muy especial y muy linda que hace que nuestro deporte sea tan lindo”, comenta el más experimentado de los que viajan a la capital de Japón.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jose Maria Larocca (@jose.larocca)

“Hay mucha empatía con el caballo y, todo lo que yo sienta, se lo transmito. Y sucede también a la inversa, así que debemos estar concentrados y pensando sólo en la acción del momento. Y si la cosas van bien, debo hacerle sentir que el mérito es suyo y si va mal, asumo toda la responsabilidad”, comentó Albarracín, en la misma sintonía que su compañero.

 

A la hora de hablar de las dos partes de la competición, también hay opiniones similares en las respuestas. “Son días de competencia separados. En esta edición de los Juegos Olímpicos, se van a hacer primero las competencias individuales y después, por equipo. Por más que es un deporte individualista, nosotros tenemos una unión y un apoyo entre compatriotas muy especial. Yo creo que esta es una gran ventaja que tenemos y que debemos trabajar para preservar a largo plazo”, comentó Larocca. “Se encara de una manera más responsable. Ya no importa sólo el individuo. Se piensa también en pos de rendir para el equipo, que es más lindo, pues de manera individual lo hacemos siempre. De todas maneras, siempre está el país de por medio, y entonces uno quiere representarlo siempre de la mejor manera posible”, completa Matías.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Matias Albarracin (@matiasalbarracin9)

Por otro lado, en relación a los objetivos en la gran cita del deporte, José María, conocedor de subir al podio representando al país al quedarse con la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, comentó: “Mi ambición es alcanzar una medalla, ya sea individual o por equipo. Las posibilidades de conseguirla no son grandes, pero tampoco es imposible. Así que trabajaré mucho y me prepararé lo mejor posible con este objetivo en mente”.

 

Por su parte, el ganador del diploma olímpico en Río 2016 también va por todo: “La expectativa es lo que uno espera, y allí uno puede quedarse corto, ir a menos. Contentarse con la mínima no es mi estilo, así que más que esperar, voy a buscar acentuar que aquello que sucedió en Río y demostrar que no fue por casualidad. Pero ojo, los fríos números del resultado tal vez no lo demuestren. Eso lo sabré yo con mi propia autocrítica”.

Para cerrar una charla riquísima, explicaron lo que significa representar la celeste y blanca en una competencia internacional: para Larocca, “es un orgullo ser argentino y nada me da más felicidad que hacer las cosas bien representando a nuestro querido país”. Por su parte, Albarracín tiene sensaciones similares: “Siento mucha responsabilidad, pero por sobre todo una alegría inmensa, es lo único que me  interesa cada vez que estoy entrenando. Siempre miro cuál es el próximo evento en donde pueda vestir la celeste y blanca”.

Por Matías Greisert

Tw: @MatiasGreisert

Noticias relacionadas

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Equitación
José María Larocca
Matías Albarracín
Matías Greisert
Diario 26