Dólar, Dólares, billetes de dólar, foto NABillete de dólar. Foto: NA.

Las restricciones a la operatoria del dólar en el segmento de Contado con Liquidación (CCL) “va en contra de las leyes del mercado” y generará “precios más altos” en el blue y el SENEBI, además de alteraciones en el comercio exterior “si aumentase la percepción de que sobrevendrá una devaluación”.

 

La consultora Quantum, dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx, criticó las decisiones tomadas por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y el Banco Central de restringir la operatoria de compra de dólares en el mercado financiero, limitando las operaciones por pantalla del CCL y el MEP.

 

Las normativas de los dos organismos derivaron en un incremento de las operaciones del Segmento de Negociación Bilateral (SENEBI) que no está alcanzado por las nuevas restricciones, pero que no cuentan con un precio de referencia por tratarse de acuerdos particulares “punto a punto”.

 

La consecuencia pudo comprobarse este lunes en el resumen de la jornada informado por la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: $92.199,8 millones negociados en el SENEBI contra $40.447,8 millones del CCL en el segmento tradicional de PPT (Prioridad Precio Tiempo).

 

“Intentar controlar precios y cantidades al mismo tiempo va en contra de las leyes del mercado”, sentenció Quantum, que admitió que “con restricciones, intervenciones y controles se puede lograr algún éxito temporal y parcial” pero que “por lo general, con el tiempo la demanda excedente encontrará mecanismos y canales alternativos para ser satisfecha, obviamente a precios más altos”.

 

Esa tendencia se está observando en el mercado, ya que desde la implementación de la resolución 895 de la CNV el dólar blue subió de $174 a $180 y la brecha con el mayorista se elevó del 81,28% al 86,90%.

 

Según la consultora, “las restricciones recientemente establecidas, particularmente en la operatoria del CCL, van en contra de la ‘normalización’ del mercado”, con un objetivo limitado a “reducir la intervención del BCRA para estabilizar el tipo de cambio libre”. “Al limitar las operaciones en la parte del mercado en la que puede intervenir apunta al primer objetivo, pero deja abierta la posibilidad que suban los precios en otros segmentos del mercado, incluyendo el blue”, advirtió.

 

Por otra parte, indicó que al aplicar “la restricción de operar en el MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) a un grupo económico cuando uno de sus integrantes compra dólares en el CCL, puede tener algún impacto en la demanda”. “De todas maneras, el régimen de restricciones cambiarias afecta las perspectivas e incentivos del sector privado, y ello se traduce en su interacción con el BCRA”, señaló.

 

Asimismo, alertó sobre las consecuencias en el comercio exterior, en tanto “si aumentase la percepción de que sobrevendrá una devaluación del tipo de cambio oficial luego de las elecciones, los exportadores tratarán de no liquidar cobros y los importadores harán lo contrario, anticipar pagos”. “Por otro lado, con la brecha alta y sostenida, tampoco hay incentivos para generar influjos de inversión del sector privado”, completó.

 

Para Quantum, este esquema establecido por las nuevas restricciones generaría un “escenario de incertidumbre” en el que “a pesar de las limitaciones que podrían tener luego para acceder al MULC” llevaría a algunas empresas a “decidir ir al CCL a los precios actuales”.

 

“En los casos en que no tuviesen que hacerlo, la dolarización de carteras podría ser creciente”, advirtió, además de subrayar una complicación adicional para compañías multinacionales, ya que “esta decisión podría tener impacto en la contabilidad de empresas extranjeras que decidan hacerlo, al tener que registrar operaciones al tipo de cambio libre en lugar del oficial como lo venían haciendo”.

 

A manera de síntesis, luego de un primer semestre de relativa tranquilidad, Quantum observó un esquema para la segunda mitad del año caracterizado por “la segmentación de los mercados”, que en definitiva “afecta sus profundidades relativas y resta fluidez y eficiencia a sus funcionamientos”.

 

“Las restricciones y las intervenciones del BCRA podrían tener algún efecto en el corto plazo para evitar saltos en sus cotizaciones, pero lograr fluidez y eficiencia en el mediano y largo plazo requerirá estabilizar y normalizar la economía, incluyendo el funcionamiento del mercado de cambios”, finalizó.

Noticias relacionadas

Dólar
Dólares
Cotización del dólar
Economía argentina
Crisis económica