Contador Gonzalo Calleja, ParanáEl contador de Paraná fue torturado durante 13 horas hasta ser asfixiado

Gonzalo Calleja fue encontrado asesinado la semana pasada en un campo de Paraná. Fue secuestrado y torturado durante más de 13 horas antes de ser asfixiado.

 

Según el fiscal, el asesinato del contador se cometió en la casa de uno de los cuatro acusados, para quienes el juez dispuso 45 días de prisión preventiva.

 

El fiscal de Paraná a cargo de la causa, Santiago Alfieri, aseguró que en el hecho participaron los cuatro hombres detenidos “y otras personas que no fueron individualizadas aún”. Además indicó que los homicidas le robaron a la víctima “15 mil dólares, su reloj inteligente, teléfono celular y billetera”, entre otros objetos.

 

Los detenidos por el crimen, Ezequiel David Morato, Alberto Enrique Osuna, Iván Elías Garay y Ramiro Gabriel Colman permanecerán con prisión preventiva acusados del delito de “homicidio agravado, en concurso real con privación ilegítima de la libertad agravado”.

 

Al respecto, el juez de Garantías de Paraná Ricardo Bonazzola dispuso la prisión domiciliaria y frente al temor de que pudieran obstaculizar a la Justicia, ordenó que sea con el monitoreo electrónico a través de pulseras.

 

Si bien Bonazzola consideró que no existe peligro de fuga, sí dijo que “está comprobada la existencia del riesgo de entorpecimiento”.

 

“No alcanza la existencia de antecedentes penales” para advertir “peligro de fuga, pero sí observo y entiendo como comprobado la existencia de riesgo de entorpecimiento” de la investigación, expresó el juez.

 

“Hay testigos que pueden surgir y aportar elementos de importancia. Hay que proteger a esos testigos, para que en un eventual juicio oral y público puedan brindar (información de) lo sucedido despojados de intimidaciones y con la mayor libertad”, agregó.

 

Calleja dejó de comunicarse con su familia en la tarde del pasado miércoles 14 de julio, cuando fue capturado por las personas que finalmente lo mataron.

 

El cadáver del contador fue hallado finalmente debajo de un árbol en un campo de trigo ubicado en las calles Báez y Montiel, a unos ocho kilómetros de donde estaba su auto, y en cuya guantera se encontraron más de 9.500 dólares.

Noticias relacionadas

Paraná
Entre Ríos
Crimen
Contador
Policiales (Judiciales)