Diego Schwartzman, tenis olímpico, Tokio 2020, EFEDiego Schwartzman, tenis olímpico, Tokio 2020, EFE.

El porteño Diego Schwartzman, 13° del ránking mundial, repitió este martes una sólida presentación para superar al checo Tomas Machac (145°) en dos sets y avanzar a los octavos de final del tenis en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, instancia donde la rosarina Nadia Podoroska (30°) no pudo sortear el duro cruce con la española Paula Badosa (29°).

 

El "Peque" se impuso con parciales de 6-4 y 7-5 bajo un intenso calor en el parque Ariake, de la capital nipona, luego de un par de horas de demora por lluvias.

 

El argentino, al igual que en el debut contra el peruano Juan Pablo Varillas (122°), mostró un rendimiento equilibrado, con gran juego de fondo para romper la juventud del checo Machac, de 20 años, y que intentó sorprenderlo con constantes subidas a la red.

 

"Había empezado bien, presionando como me gusta a mí con un quiebre rápido, pero las condiciones cambiaron con la lluvia, muchísimo calor y sol. Me hubiera gustado ser más agresivo en ese momento, porque se fue haciendo una bola y estirando el partido", resumió Schwartzman, en relación a la duración de dos horas.

 

"Cuando no lo conocés salvo videos en You Tube, no sabés cómo puede resolver en momentos importantes, me sorprendió su agresividad", explicó el porteño de 28 años, que apenas concretó seis de 15 oportunidades de quiebre.

 

En la próxima instancia, la mejor raqueta albiceleste de la actualidad espera por el ruso Karen Khachanov, que durante la madrugada argentina doblegó al australiano James Duckworth, también en dos sets.

 

En tanto, casi al mismo momento del cierre del partido de Schwartzman, iniciaba su encuentro Podoroska, que venía de superar consecutivamente a la kazaja Yulia Putintseva y la rusa Ekaterina Aleksandrova (34°). Su rival era la ascendente española Paula Badosa, que había derrotado a la polaca Iga Swiatek, sexta cabeza de serie del certamen por 6-3 y 7-6 (4).

 

Y fue Badosa la que demostró una gran performance, aprovechando cada una de las oportunidades que le entregó Podoroska, a la que le costó entrar en el ritmo de juego bajo el intenso calor que azotó el horario del encuentro. Los tempranos quiebres de servicio de la española impactaron muchísimo en el ánimo de la "Peque", que terminó derrotada con parciales de 6-2 y 6-3.

 

Podoroska batalló hasta donde pudo e incluso remontó cinco match points de la rival desplegando su mejor tenis en los últimos games, pero la diferencia que la española había sacado ya era demasiada. Se le escapó una buena oportunidad a la "Peque" rosarina, de 24 años, porque en esta jornada en el mismo lado del cuadro había quedado eliminada la japonesa Naomi Osaka (quien encendió el pebetero olímpico) ante la checa Markéta Vondroušová, que será rival de Badosa.

 

"Ahora tengo un sabor bastante amargo, ella es una jugadora muy potente, me costó estar cómoda por el calor, no pude hacer daño con mi saque", analizó Podoroska. Y agregó: "Son un poco los nervios, no me pude soltar como en los partidos anteriores. Recién salida de la cancha es difícil analizar, pero vine de menor a mayor y todavía me queda el dobles mixto".

 

La referencia de la "Peque" es porque este miércoles tendrá revancha con el doble mixto junto al zurdo marplatense Horacio Zeballos, en un duelo complicado ante la dupla australiana integrada por Barty-Peers.

Noticias relacionadas

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Diego Schwartzman
Nadia Podoroska