Sabrina AjmechetSabrina Ajmechet. Foto: NA.

En medio de presiones externas e internas para desplazarla de la precandidatura a diputada nacional a raíz de sus definiciones sobre Malvinas, la politóloga y profesora de historia Sabrina Ajmechet sumó un nuevo frente de conflicto por el pedido de la comunidad educativa para que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le exija la "inmediata renuncia" como Secretaria de Investigación y Desarrollo de la Universidad de la Ciudad (Unicaba).

 

Luego de su confirmación como precandidata en la lista que encabeza María Eugenia Vidal, usuarios de internet rastrearon y recopilaron una profusa cantidad de provocadores tuits que la académica publicó en Twitter entre 2012 y 2015, en la que cuestionaba la legitimidad de la soberanía argentina sobre las Malvinas y al mismo tiempo afirmaba que las islas "son de los kelpers".

 

"Las Malvinas no existen. Las Falkland Islands son de los kelpers", escribió el 18 de enero de 2012, utilizando la denominación que el Reino Unido utiliza para apropiarse de la soberanía de las islas. Semanas después, el 14 de febrero de ese año, insistía en que "las Malvinas no son ni NUNCA serán argentinas".

 

"Quiero que las Malvinas sean del país donde crezca mi hija ¿cuáles son los requisitos para mudarse permanently a Londres?", diría el 15 de mayo de ese año. "Tanto tiempo y las Malvinas siguen siendo inglesas. Por suerte dejaron de ser un tema", agregaba ese día. Más de tres años después, el 2 de abril de 2015, fecha simbólica en la cual se recuerda a los combatientes caídos y se reafirma la soberanía nacional sobre las islas, Ajmechet diría que "la creencia en que las Malvinas son argentinas es irracional, es sentimental" y que "los datos históricos no ayudan a creer eso".

 

El hallazgo de los tuits de Ajmechet levantaron una ola desaforada de críticas, causando un terremoto en la opinión pública que inclusive provocó vibraciones al interior de la coalición opositora, incómoda por las posiciones de la dirigente cercana a Patricia Bullrich. Por ejemplo, el senador nacional radical por Tierra del Fuego Pablo Blanco, integrante de Juntos por el Cambio, exigió a la precandidata del PRO que "se retracte públicamente a la brevedad" por haber cuestionado la legitimidad del reclamo de soberanía que la Argentina mantiene sobre las Islas Malvinas.

 

"Invito a Sabrina Ajmechet a que venga a Tierra Del Fuego para nos explique a los fueguinos por qué según ella las Malvinas no son nuestras y son de los Kelpers. Debería retractarse públicamente a la brevedad. Las Malvinas, fueron, son y serán fueguinas y argentinas", declamó. La presidenta del PRO fue una de las pocas voces que salieron en defensa de Ajmechet junto al cineasta Juan José Campanella.

 

Luego de los ruidos internos, la precandidata de Juntos por el Cambio hizo un descargo en la que habló de la Guerra de Malvinas como "una locura" que emprendió la dictadura militar que "utilizó a la población para perpetuar su subsistencia", y remarcó que "desde la responsabilidad que eventualmente" le "dé la representación de todos los argentinos en el Congreso" defenderá "los intereses soberanos de nuestro país sobre las Islas Malvinas como marca la Constitución Nacional". Para el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, "los tuits no solo plantean que hay que entregar a los británicos las Malvinas, sino que muestran un desprecio por la Argentina".

 

"Hay una cuestión más grave que tiene que ver con una desvalorización de todo lo nacional. Es ridículo para una historiadora decir que no tenemos argumento histórico sobre las islas", indicó Filmus en declaraciones radicales. El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, llegó a pedir que aparten la candidatura de Ajmechet: "No tendría que postularse". La primera ola de repudio hacia la dirigente macrista vino de la mano de agrupaciones de veteranos y familiares de caídos en Malvinas.

 

La Confederación Nacional de Veteranos de Guerra de Malvinas de la República Argentina emitió un comunicado firmado por el presidente, Ramón Robles, y el secretario, Jorge Gaitán, rechazando las manifestaciones y solicitando la baja de la candidatura. "Exigimos respeto por nuestra Patria, por la historia y la soberanía de nuestra Nación, el honor y la gloria de nuestros héroes, los más de 600 compañeros suicidados que volvieron y no pudieron soportar el dolor, y de los que hoy siguen en alerta militando la causa Malvinas", concluye la misiva.

 

Los comentarios sobre Malvinas no fueron el único eje de polémica que introdujo Ajmechet a partir de sus expresiones: también se ganó el repudio de la comunidad académica por un tuit emitido el 2 de julio de 2012 en el que se lamentaba por haber "desperdiciado la oportunidad de atropellar a un grupito de estudiantes del Pellegrini. Sepa la patria perdonarme". En alerta por este comentario y las expresiones sobre Malvinas, una veintena de organizaciones entre las que se encontraban gremios docentes porteños, secundarios y centros de estudiantes de los institutos de formación docente, emitieron un duro documento en el que, entre otras cosas, exigen la inmediata renuncia de Ajmechet de su cargo en la Unicaba.

 

"No podemos tolerar que personas que incitan al odio y a la discriminación, plagian textos de investigación o se posicionan contra la soberanía e interés nacional ocupen lugares de responsabilidad en nuestro sistema educativo. En este sentido, exigimos su inmediata renuncia", finaliza el escrito firmado por gremios como UTE-CTERA y ADEMYS. Ajmechet también provocó revuelo por tuits en los que arremetió contra el feminismo. "La belleza siempre le es esquiva a las feministas", escribió.

Noticias relacionadas

Islas Malvinas
Críticas
Sabrina Ajmechet
Declaraciones polémicas