Las Panteras, volley, Tokio 2020Las Panteras, volley, Tokio 2020.

La Selección argentina femenina de voleibol volvió esta mañana a dar pelea ante un rival poderoso como China, aunque se despidió de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sin poder ganar un set luego de la derrota 0-3 en el estadio del parque Ariake.

 

Después de un arranque complicado, Las Panteras batallaron en los últimos dos sets ante las últimas campeonas olímpicas en Río 2016 que se impusieron con parciales de 25-16, 25-22 y 25- 19 en poco más de una hora y media de juego, y con Erika Mercado otra vez como máxima anotadora con 13 puntos.

 

Las dirigidas por Hernán Ferraro tuvieron un grupo muy complicado y cayeron sucesivamente con Estados Unidos, Rusia, Italia, Turquía y ahora ante China -que igualmente quedó eliminada-, todos por el mismo marcador de 3-0.

 

En Río 2016, cuando Las Panteras tuvieron su estreno olímpico, habían logrado un triunfo frente a Camerún (3-2) y cuatro derrotas en el Grupo A de la competencia contra Rusia (0-3), el anfitrión Brasil (0-3), Corea del Sur (0-3) y Japón (0-3).

 

"Es raro porque uno piensa en todo lo que trabajó, pero no podemos ganar y uno piensa cuándo llegará. No sé si voy a estar en el próximo, entonces es mucho el sacrificio para llegar", indicó Julieta Lazcano, una de las tres jugadoras (junto a Tatiana Rizzo y Yamila Nizetich) que repitió presencia olímpica respecto de Río 2016.

 

"Nos falta ganar experiencia, ahora algunas chicas irán a jugar afuera de Argentina para tener más roce. Dimos todo lo que tenemos, ahora es momento de trabajar en las bases como dice Hernán (Ferraro). Vamos de menos a más, si seguimos así veo mucho futuro", analizó, en declaraciones.

 

Por su parte, Daniela Bulaich remarcó el "crecimiento" desde lo personal y colectivo para la Albiceleste, que tendrá próximamente el Sudamericano en busca de la clasificación al Mundial femenino.

 

"De lo personal creo que fue un crecimiento, tratamos de jugar cada partido al máximo con un equipo joven, pero tenemos que ganar experiencia", valoró Bulaich.

 

"Nuestro objetivo era sumar minutos de juego para el Sudamericano, que ahora es nuestro objetivo. Hay que entrenar a full, el nivel es muy alto", agregó. Por último, Elina Rodríguez, una de las jóvenes con más proyección, reconoció el trabajo de las más experimentadas, que deberán tomar ellas como legado para transmitirlo a las generaciones que lleguen.

 

"Te cae la ficha que terminó el sueño y es difícil. Estoy muy contenta de lo que demostró el equipo, sabíamos que teníamos una zona dificilísima, pero no se nos dieron los resultados. Me llevo el temple que demostró el equipo y ahora tenemos que pensar en el Sudamericano, que clasifica al Mundial", afirmó Rodríguez.

Noticias relacionadas

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Voley