Pablo y Solange Musse, Alberto Fernández.Pablo y Solange Musse, Alberto Fernández.

Las visitas a la Quinta presidencial en Olivos en plena etapa de confinamiento por el avance de la pandemia de coronavirus, derivaron en un verdadero escándalo que tiene como centro de todas las críticas al presidente argentino Alberto Fernández.

 

Con este marco, Pablo Musse, padre de Solange Musse, la joven que murió víctima de cáncer durante esa etapa de aislamiento estricto en 2020, se expresó muy claramente al respecto; sobre todo cargando su profundo dolor ya que no pudo despedirse de su hija.

 

La polémica estalló y el debate está instalado. Pablo Musse criticó duramente a todo el arco opositor de la política argentina. En el mismo sentido se refirió con críticas airadas a las organizaciones feministas que -según Musse- "hablan solo de los derechos humanos de los K".

 

“El adiestrador del perro (del Presidente) tuvo más derechos que mi hija”, dijo Pablo Musse en una entrevista radial sobre las cuestionadas visitas a Olivos por los cumpleaños de Alberto Fernández y su esposa Fabiola Yáñez.

 

Y continuaba: “Quimioterapias y cirugías suspendidas por el tema del Covid-19 y el señor Presidente con su Primera Dama festejando sus cumpleaños. Se nos cagan de risa en la cara”.

 

El caso de Pablo Musse y su hija fue lamentable y se terminó convirtiendo en una verdadera odisea. Incluyó un largo trayecto desde Neuquén hasta la provincia de Córdoba, donde su hija se encontraba hospitalizada por un cáncer de mama. Tras conseguir los permisos que le exigían, le hicieron un hisopado de carácter "dudoso" y no pudo entrar a la provincia. Luego presentó un amparo judicial y recién de ese modo pudo ver a su Solange: solo que ya era tarde, porque la joven ya había fallecido. El padre asistió a su velatorio el 21 de agosto del 2020.

 

"Vivimos un estado de sitio encubierto por la pandemia", dijo Pablo Musse. "Alberto Fernández desconocía el caso de Solange, a partir del cual la gente empezó a hacer denuncias por el atropello que estábamos recibiendo. El Presidente en esa época nos trataba de tarados, de asesinos si salíamos a la calle", aseguró.

 

Sobre las visitas a la residencia de Olivos, dijo que todo expone "la doble vara" del Gobierno, dado que la prohibición de la circulación no regía para todos de igual manera. "Nosotros que teníamos todos los permisos no nos pudimos reunir con Solange", lamentó.

 

"Hago referencia a Florencia Peña que está ofendida, no se podía circular y ella tuvo el privilegio de hacer una reunión con el Presidente", comentó muy dolido Musse apuntandop a las agrupaciones feministas, sobre todo el colectivo de actrices, que defendieron a la actriz frente al hostigamiento que sufrió en las redes sociales. "Todas esas agrupaciones feministas no hablan de derechos humanos sino de los de los K, de (Santiago) Maldonado, de Florencia Peña, pero el resto de la gente no existimos", sentenció.

 

Así mismo se mostró muy duro contra el arco político, oficialista y opositor, y sostuvoque es necesario que "toda la política se renueve". A modo de ejemplo, contó que presentó la Ley del Último Adiós (para permitir a los familiares de pacientes terminales poder realizar visitas a los sitios de internación) a legisladores de Córdoba y a diputados nacionales pero no se concretó "por cuestiones políticas".

Noticias relacionadas

Solange Musse
Pablo Musse
Alberto Fernández
Reunión
Aislamiento
Coronavirus en Argentina