Oficinas, barrio de Retiro, CatalinasOficinas en la zona de Catalinas, en Buenos Aires.

La pandemia de coronavirus ha acelerado notablemente una crisis económica de la que nunca se libra la Argentina. En esto mucho se ha notado la influencia del trabajo remoto en los tiempos que corren, y con ese marco es que el mercado inmobiliario asiste a momentos complicadísimos para el sector. Y es que pese a que el precio de los alquileres y venta han bajado de manera sensible, las oficinas siguen mayoritariamente vacías.

 

Así fue plasmado en un artículo exclusivo para Clarín, a cargo de Natalia Muscatelli, en donde se expresa que en el segundo trimestre de 2021, los lugares disponibles subió del 7,7% registrado hace un año al 8,9% según el informe de la empresa especializada Cushman & Wakefield.

 

Asímismo, en la nota de Muscatelli si indica que ese promedio del 8,9% incluye el 9,4% que muestra la zona céntrica y el 7,5% de la zona no céntrica, en lo que respecta a las oficinas clase B que son aquellos espacios corporativos de más de 150 metros cuadrados (m2), de calidades medias, más antiguas o en ubicaciones que no se consideran tan premium como las oficinas de clase A.

 

Según el relevamiento realizado -y plasmado en la nota de Clarín-, las zonas que continúan ocupadas mayoritariamente por empresas Pymes y tienen la menor vacancia son el corredor Dardo Rocha, Libertador en la Ciudad de Buenos Aires y Retiro-Plaza San Martín, que tienen menos de 5.000 m2 disponibles cada una.

 

Como contra cara, los submercados que cuentan con más superficie disponible son el Microcentro, con aproximadamente 27.000 m2, Puerto Madero (25.000 m2) y Catalinas-Plaza Roma, con un poco más de 20.000 m2.

 

En el artículo se reflejan las opiniones de Lucas Desalvo, gerente de Investigación de Cushman & Wakefield, quien ha manifestado que “en términos generales, en el mercado de oficinas de Buenos Aires, si la vacancia no supera el 10% quiere decir que mantiene indicadores saludables".

 

Y agregó: "Sin embargo, en los contratos de alquiler del segmento de oficinas clase B, en su mayor parte ocupadas por Pymes o profesionales, suelen existir acuerdos entre privados que podrían modificar los niveles de vacancia actuales y que se pondrán de manifiesto una vez que mejoren las condiciones de apertura y vuelta a los espacios de trabajo”.

 

Sobrel precio promedio de alquiler pedido, también habló -en la nota de Clarín-, Juan Querol, broker de la misma empresa de servicios corporativos. Así, sostuvo que "en este último trimestre continuó la curva descendente que empezó hace ya más de un año y bajó a US$ 17,5 mensuales por metro cuadrado".

 

En la zona no céntrica ese promedio aumentó, con US$ 20,1, y ha caído en la zona céntrica, con US$ 16,9. En la cima quedó el submercado Retiro-Plaza San Martín, con US$ 22,2, desplazando a Libertador GBA, que ocupaba ese puesto desde 2019. Por el contrario, el menor precio es el de Centro Sur, con US$ 12,9, explica el consultor. Tal como expresa Muscatelli para Clarín, el aumento de la vacancia afecta al mercado en general ya que muchas empresas rescindieron el contrato de alquiler de sus oficinas para pasar a un modelo 100% remoto.

 

Al mismo tiempo se observa una tendencia que tiene que ver con la ocupación de espacios mas reducidos, en especial por parte de las pymes o de las empresas que están optando por modelos híbridos de trabajo, es decir combinando la forma presencial y el home office. Con este marco, el negocio inmobiliario vinculado a las oficinas deberá "resetearse" una vez que pase la pandemia, opinan en Nómada Workspaces, una empresa de interiorismo corporativo.

Noticias relacionadas

Mercado inmobiliario
Crisis económica
Pandemia