Emilio PérsicoEmilio Pérsico, referente del Movimiento Evita.

Emilio Pérsico referente del Movimiento Evita y secretario de Economía Social, defendió en declaraciones estar “de los dos lados del mostrador”. Tras una semana en la que el nuevo ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, sufrió las primeras marchas contundentes en las cercanías a su despacho, Pérsico destacó que el ex intendente de Hurlingham es “un buen ministro para esta segunda etapa”, tras la salida de Daniel Arroyo. “Juanchi es un compañero que lo conozco de la política. Esta es una nueva etapa, a la primera la pandemia la condicionó mucho y la política central fue de asistencia, ahora hay que encender la economía y necesitamos la colaboración de todos los sectores”, planteó, y agregó que Zabaleta “puede unir la tracción de los movimientos sociales, los intendentes y los gobernadores”.

 

“Las organizaciones sociales han hecho un trabajo enorme durante la pandemia en educación, salud, el tema alimentario, en cuidar el barrio, mantener el trabajo de los compañeros; junto con la iglesia y los curas villeros, hemos tenido una militancia de 24 horas por día en el territorio”, manifestó resaltando que de esta forma “el pueblo es muy agradecido”.

 

En relación a las manifestaciones al Gobierno de Alberto Fernández, Pérsico aclaró que “hemos marchado en todos los gobiernos”. Sobre el contexto actual, explicó que “hoy hay una crisis mundial por el trabajo, donde la forma de explotación de este capitalismo es la marginación”. En ese sentido, comparó que al principio “peleaban por planes y comida y ahora tenemos una teoría económica que es la idea de la economía popular”, dijo uno de los integrantes de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

 

Pese a ser secretario de Economía Social, dijo que “(las organizaciones piqueteras) tenemos un vozarrón grande que no se nos puede no escuchar”, pero lamentó que “el Estado nos escucha pero no nos ve”. “Es difícil comprender la magnitud de la crisis de los barrios populares”, acotó.

 

“La única política para resolver la pobreza y la exclusión no puede ser el subsidio directo. En Argentina se gasta 12 puntos del PBI en subsidios directos, ni los países escandinavos gastan esa magnitud, cuando la inversión neta son dos puntos”, declaró insistiendo en modificar el paradigma del asistencialismo. Si bien dijo que sin estos recursos “la situación social sería mucho peor”, aclaró que “no es la salida”. “La salida es el trabajo y la producción, la idea de que el consumo es la salida es una idea vieja”, explicó.

Noticias relacionadas

Emilio Pérsico
Movimientos sociales
Movimiento Evita