BerlínBerlín, Alemania

Berlín se acerca a una votación histórica el próximo 26 de septiembre, cuando en las elecciones generales se votarán a los próximos miembros del Bundestag, el próximo alcalde de la ciudad, a los representantes de los 12 distritos de la capital alemana y además, un referéndum que tiene en vilo a muchas personas.

 

¿Quieren que el Gobierno de Berlín expropie 240.000 viviendas a los grandes propietarios especuladores? Aunque la consulta no es vinculante, forzará un acalorado debate político sobre la suba de los alquileres y la especulación rampante que sufre el mercado inmobiliario.

 

Si Alemania es un país de inquilinos —más de la mitad de la población vive de alquiler—, lo de su capital probablemente sea un récord: más del 85% de los berlineses no son propietarios de los departamentos en los que viven.

 

En los últimos cinco años los precios subieron un 43% y para los vecinos de ingresos medios y bajos cada vez se vuelve más difícil vivir en los distritos céntricos. Los inquilinos acusan a las grandes inmobiliarias de lucrar con creces al incrementar los alquileres y reducir el mantenimiento de sus propiedades.

 

Berlín tendría que pagar un precio “equitativo” a los grupos inmobiliarios, algo que los críticos con la medida esgrimen como uno de los mayores problemas. El debate ya está abierto y quedan varias jornadas para que se defina en las urnas.

Noticias relacionadas

Alemania
Berlín
Alquiler