Derrumbe en Miami, EFECaen sospechosos de haber robado identidad a cinco víctimas del derrumbe en Miami

Al menos los datos y documentación de cinco de las víctimas del edificio colapsado en Surfside—tres fallecidos y dos sobrevivientes— fueron utilizados por una red delictiva para abrir cuentas de tarjetas de crédito y realizar compras fraudulentas, según dieron cuenta los investigadores policiales antes de disponer la detención de Betsy Alexandra Cacho Medina, de 30 años; Rodney Choute, de 38 años, y Kimberly Michelle Johnson, de 34.

 

Los agentes de la ley recopilaban los detalles de la investigación para darlos a conocer más tarde en una conferencia de prensa, en la Fiscalía Estatal de Miami-Dade.

 

La pesquisa fue realizada por detectives de Surfside, Aventura y Miami-Dade, así como por investigadores del Servicio Federal de Alguaciles, el Servicio Secreto de Estados Unidos y el Servicio Postal.

 

Tarjetas

Familiares de los fallecidos empezaron a denunciar aproximadamente un mes después del derrumbe, el 24 de junio, que habían descubierto que ladrones tramitaban tarjetas de crédito a nombre de sus seres queridos.

 

La hermana de una de las víctimas del derrumbe reportó al Herald que en julio había notado por primera vez la aparición de correos electrónicos extraños en el iPad de su hermana la noche anterior al funeral.

 

Los correos detallaban cambios de contraseñas en cuentas bancarias y tarjetas de crédito, nuevos domicilios e información de contacto, retiros y compras costosas.

 

“Estaba en casa escribiendo el panegírico. No sé por qué pero miré hacia abajo. Vi notificaciones de Wells Fargo. Vi correos electrónicos con transferencias de dinero. Ni siquiera sabía que tenía una cuenta en Wells Fargo”, señaló. “Era una locura. Esta gente es profesional. ¿Quién haría algo así?”, finalizó.

Noticias relacionadas

Derrumbe en Miami
Estados Unidos
Estafa
Tarjeta de crédito
Internacionales (Mundo)
Víctimas