Coral CampopianoCoral Campopiano

La música, siempre aportando su sensibilidad y compañía en tiempos de alegría o tristeza, en este caso toma un rol fundamental en la lucha contra uno de los flagelos más importantes que tiene nuestro país y el mundo: la violencia de género.

 

En medio de una exitosa carrera internacional, la cantante y compositora Coral Campopiano se puso al frente de una campaña que pretende instalar una seña para que las mujeres alerten sobre cualquier situación de peligro.

Coral Campopiano - Señas contra la violencia de género

Se trata de Señal de Ayuda, que se formó durante la pandemia y ya cumple un año. Con el hit Fosforescente, la artista visibilizó el movimiento de manos que puede ser utilizado para visibilizar una situación complicada que pueda estar viviendo una mujer.

 

“Quería dar todo de mí, llevarlo tan lejos como pudiera y sabía que tenía que acompañar el proyecto con una canción. Primero porque yo soy artista y tocar música es lo que más disfruto en la vida y para poder defender la campaña lo más honesto conmigo misma era hacerlo con una canción. Segundo porque quería escribir un tema que hablara de la importancia de tener esperanza y para mí, la herramienta de la Señal de Ayuda, brinda esperanza a aquellas personas que la necesiten, y tercero porque de mi experiencia en el exterior trabajando en comerciales, a un buen producto (en este caso un mensaje tan fuerte y profundo) hay que sostenerlo con un buen soporte sonoro y audiovisual. A partir de allí quise escribir la canción y después sumar a todos los distintos referentes, artistas y figuras que cada uno con su aporte y con su público pudiera llevar el mensaje lo más lejos posible”, contó Coral en diálogo con Diario 26.

Al escuchar el tema, la melodía expresa un sentimiento de esperanza, muy diferente a los que hablan de esta temática. Así lo ideó la talentosa cantante: “El estribillo es góspel, es de un coro de Iglesia Negra (si siguiera viviendo en Nueva York seguro lo hubiera grabado en Harlem). Encontrar la fuerza interior y pedir ayuda, eso para mí es esperanza pura”.

 

El impacto del tema hizo que los testimonios se multiplicaran en las redes sociales. Así lo vivió en primera persona Coral: “La declaración de interés del tema por tantas entidades como promotor de los derechos humanos, es muy conmovedora y también la cantidad enorme de víctimas de violencia que me escribieron diciendo que las ayudé a salir a partir de mi mensaje y que escuchan "Fosforescente" a diario para darse fuerzas. Todo eso es muy sensibilizador”.

Coral Campopiano

Sin embargo, la trascendencia de una canción con tanto sentimiento no se quedó en las redes sociales: recibió un reconocimiento gubernamental y avanza un proyecto de ley para que las señas sean un S0S universal: “Muchos municipios y ciudades reconocieron muy rápido la campaña y la canción como promotoras de los derechos humanos, organismos internacionales, facultades, Senado de la Nación, Magistratura, etc. Pero llegar al Estado en sí mismo fue muy difícil, y recién ahora me están dando bolilla. Estamos desarrollando junto con el Ministerio de Seguridad y el de Mujer y Género cómo vamos a instruir a todas las policías del país para que puedan responder a la señal, y luego haremos la campaña de difusión para indicarle a la gente, en qué situación y a quiénes se le va a tomar como válida la señal para que el Estado responda. El 25 de noviembre tocaremos "Fosforescente" con la banda de sonido de la Policía Federal para ensamblar la campaña. Ese es el plan, espero se cumpla, porque todavía me cuesta creer la cantidad de gente maravillosa que se sumó y lo difícil que fue que el Ministerio de la Mujer mostrara interés”.

 

Apuntando a una carrera con muchos puntos altos, Coral brilló en gran parte de su carrera en Estados Unidos pero volvió al país para repetirlo en su tierra: “Fue una experiencia muy enriquecedora. Ser una adolescente sola, sin dinero en la "Gran Manzana" haciendo carrera, a veces me recuerda a la historia de Madonna. Creo que fui muy audaz sin saberlo. Aprendí técnica vocal con William Riley, el mejor profesor del mundo, maestro de estrellas como Whitney Houston, Celine Dion, David Bowie y otros. Él es mi padrino y mentor, de hecho hoy yo enseño su técnica”, comentó la artista que tocó para Michael Jackson, Patti Smith, Whoopi Goldberg, Angelina Jolie, y compartió escenarios con artistas de la talla de Herbie Hancock, Phil Ramone, George Benson, Joss Stone, John Legend, Bebel Gilberto, Julieta Venegas, La Ley, Fabulosos Cadillacs, Soraya, Bebe, entre otros.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Coral Campopiano (@coralcampopiano)

“Grabé cinco discos con grandes productores discográficos que apostaban en mí y en mi carrera. No hubo desperdicio, lo repetiría  en mil vidas más. Volví para estar un tiempo aquí y otro tiempo en Nueva York, para estar con mi familia y para darle a mi país de origen un poco de todo lo que aprendí afuera. Quería finalmente hacer lo que estoy haciendo, siendo feliz también en mi tierra y rodeada de mi gente”, completó la compositora.

Para cerrar una rica charla llena de experiencias, talento y mucho de ayuda social, la cantante habló de sus nuevos proyectos en la música: “Estoy presentando mi nuevo corte “Hungry Still”, un temazo cantado en inglés, producido y grabado en Nueva York con Itaal Shur, un productor ganador de Grammys que trabajó con Santana, Maxwell, Robi Rosa y Joss Stone entre otros. Es una bomba retro moderna, muy copada. Pandemia mediante, nos espera la Costa, el Interior y el exterior también, presentando este single y todo lo anterior”.

 

Por Matías Greisert

Tw: @MatiasGreisert

Noticias relacionadas

Coral Campopiano
Música
Violencia de género
Matías Greisert
Diario 26