Foto NA.

Primero experimentaron con un sistema de turbinas en un traje, con el fin de que una persona pudiera volar. Ese invento dio el pie a que construyeran una moto voladora llamada “The Speeder”, la cual cumplió con su meta.

 

Estos dos experimentos, que parecen sacados de una película, fueron realizados por la empresa norteamericana Jetpack Aviation.

 

La misma, mostró un render 3D de cómo fue el vuelo, aunque anunció que posteriormente se podrán ver las imágenes reales del ensayo.

 

“The Speeder” permite que los conductores puedan adoptar la posición que habitualmente tiene un corredor de carrera de motos: semiacostado y con las piernas levemente estiradas hacia atrás.

 

Además, posee microturbinas alimentadas por motores diésel o de querosene, lo que permite el despegue y vuelo a 4.500 metros de altura, hasta 240 km/h de velocidad.

 

Posee una cúpula para que el conductor esté protegido del viento, tal como las motos de carrera, y para estabilizar el vuelo; pesa 104 kg y puede cargar a un piloto que pese hasta 108 kg; no es eléctrica, sino que tiene dos opciones de motor: diésel y querosene; y, de momento, el viaje dura entre 10 y 30 minutos, aunque depende de la velocidad y el peso que manejen.

 

Esta moto cuesta 380.000 dólares y, en su primera etapa, se fabricarán solamente 20 unidades.

 

El resto de los vehículos serán parte del Gobierno y del Ejército de Estados Unidos, los cuales notaron que se trata de una buena herramienta para poder intervenir rápidamente.

 

Además, se realizó una versión militar con un complemento autónomo (es decir, otra moto que sirve para carga y que está vinculada a la tripulada).

Noticias relacionadas

Tecnología
Motos