Rubén MühlbergerRubén Mühlberger

El proceso penal contra Rubén Oscar Mühlberger, el "conocido médico de los famosos", fue suspendido tras un acuerdo entre la defensa y el fiscal y por el cual el acusado deberá donar 3 millones de pesos a entidades de bien público entre las que se encuentra el Hospital Garrahan.

 

Mühlberger fue denunciado por atender en una clínica porteña sin habilitación y por la venta de un medicamentos contra el coronavirus.

 

El acuerdo se formalizó en una audiencia realizada este miércoles, en la que se homologó la suspensión del proceso a prueba por el término de 2 años y 6 meses.

 

Durante este lapso, el imputado deberá realizar a solicitud de la fiscal que investigó el caso, María Valeria Massaglia, de la Fiscalía PCyF 11, una donación por un monto de 3 millones de pesos a diversas entidades de bien público, entre ellas el Hospital Garrahan, además de una serie de pautas de conducta.

 

Según fuentes judiciales, la audiencia fue presidida por la jueza Rocío López Di Muro, titular del Juzgado N° 4, quien homologó el acuerdo arribado entre la defensa y la fiscalía. En el mismo, se estableció que Mühlberger deberá realizar la donación en 3 cuotas iguales y consecutivas a partir del mes de octubre hasta diciembre, destinándose la mitad del monto al Hospital de Pediatría Garrahan, y el resto a otras entidades de salud pública.

 

Asimismo, se estableció que los objetos e instrumental que fueron secuestrados en distintos allanamientos en la Clínica de la calle Arenales y en los locales comerciales denominados EMI BIO, que se encuentren en condiciones de ser utilizados, serán donados también al Hospital Garrahan, para afrontar gastos por la pandemia.

 

El mismo destino tiene el dinero en efectivo secuestrado en tales ocasiones, el cual asciende a la suma de 11.570 dólares y 13.100 pesos.

 

Además, las fuentes confirmaron que la clínica continuará clausurada por orden de la Fiscalía y que continúa la investigación con respecto a otros hechos que no integran la probation referida.

 

En su momento, la fiscal Massaglia ordenó la detención ante una causa iniciada por denuncias de pacientes, y tras una inspección por numerosas irregularidades y faltas en la Clínica.

 

Posteriormente, la investigación determinó que el establecimiento no contaba con la habilitación correspondiente para funcionar.

Noticias relacionadas

Rubén Mühlberger
Juicio
Donación