Crimen de un joven en silla de ruedas en RosarioCrimen de un joven en silla de ruedas en Rosario

Un joven de 23 años que se movilizaba en silla de ruedas fue acribillado de 32 balazos con un arma 9 milímetros en un violento episodio registrado en la zona norte de Rosario en el que también resultó gravemente herido un adolescente de 18 con pedido de captura por un homicidio y en el que los atacantes ejecutaron 69 disparos.

 

Según trascendió, los agresores irrumpieron en un domicilio de la zona de Nuevo Alberdi al grito de "policía" y mataron a tiros a un joven identificado como Julián Manuel Zanier, de 23 años.

 

En el ataque resultó muerto también el perro de la víctima y quedó gravemente herido un familiar de 18 años, sobre el que pesaba un pedido de captura desde el año pasado en una causa por homicidio.

 

Con este crimen, el número de asesinatos en Rosario en lo que va del año se elevó a 172. 

 

El fiscal Patricio Saldutti, quien investiga el ataque, confirmó que la víctima presentaba 32 impactos de bala en el cuerpo y que el muchacho que sobrevivió a la balacera recibió cuatro disparos y permanece internado "en estado crítico" en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).

 

"Todo ocurrió hoy, alrededor de las 5 y media, en un domicilio donde vivía una familia. Ingresaron entre cuatro y cinco personas, vestidas con ropa parecida a uniformes policiales al grito de 'policía, policía'. Ingresaron con una maza, rompieron las dos puertas de la casa y le dieron muerte al principal morador que estaba en silla de ruedas e hirieron a otra persona", relató Saldutti.

 

El fiscal reveló que se secuestraron 69 vainas servidas de calibre 9 milímetros esparcidas en el lugar donde se registró el tiroteo. Según indicó, en la casa se halló una pistola calibre 3.80, aunque en principio no habría sido usada para defenderse.

 

Con relación al joven que sobrevivió a la balacera, identificado con las iniciales A.A., Saldutti confirmó que tenía vigente un pedido de captura por homicidio desde febrero de 2020, indicó el portal del diario La Capital.

 

Por pedido del fiscal, esta mañana llegó hasta el lugar del hecho personal de la Agencia de Control Policial (AIC), ya que un testigo del ataque declaró que los agresores irrumpieron en el lugar al grito de "policía, policía" y que lucían vestimenta similar a uniformes.

 

"Hasta el momento se encontraron 69 vainas calibre 9 milímetros. No sabemos si hubo un enfrentamiento armado. Dentro del domicilio se secuestró un arma calibre 3,80 con cargador completo y una caja de municiones. No sabemos si esa arma era de la casa o quedó de los autores del hecho. En principio, no hay calibre 3.80 entre el material secuestrado. Igual hay que esperar las pericias balísticas, pero preliminarmente las vainas servidas son todas de calibre 9 milímetros y el arma incautada es 3.80", destacó el fiscal.

Noticias relacionadas

Rosario
Violencia
Crimen