Mirtha Legrand, conductora, NAFoto NA.

A cuatro días de la obstrucción coronaria que sufrió Mirtha Legrand, por la que tuvieron que colocarle dos stents por medio de una cinecoronariografía, el sanatorio Mater Dei difundió un nuevo parte médico que asegura que la diva "continúa evolucionando favorablemente" y que, de seguir así, no volverá a emitir otro comunicado hasta el miércoles 6 de octubre.

 

Además, en las últimas horas pudo reencontrarse con su nieto Nacho Viale, quien regresó desde Estados Unidos, donde estaba de vacaciones, para acompañarla. Por su parte, Juana hizo hincapié en que "hay Mirtha para rato" en el programa del sábado 2, en el que también le agradeció al personal de salud por cómo trataron a la conductora. "Está evolucionado de una manera maravillosa, quédense tranquilos, hay Mirtha Legrand para rato. Acomodamos un rato las arterias, y listo: canilla libre. fue un susto, pero no tan susto. Fue progresivo, la llevamos y se hizo los estudios correspondientes", precisó y aseguró que su abuela estaba tan bien que llegó maquillada al sanatorio.

 

El malestar de Mirtha comenzó el miércoles 29 por la noche y al ver que con el paso de las horas su cuadro no mejoraba, el jueves por la mañana llamó a su médico para que la fuera a ver a su departamento de avenida Del Libertador. Luego de realizarse una serie de pruebas, el profesional consideró que era necesario que la conductora se dirigiera al Mater Dei para hacer estudios de mayor complejidad.

 

Así fue como fue trasladada en ambulancia, a la que se subió caminando, para ser atendida en servicio de cardiología y finalmente a las 17 la intervinieron quirúrgicamente. Pero más allá de sus dolores, la diva mantuvo el buen ánimo y estuvo al tanto del cariño de su público, algo que siempre la reconforta. Por otro lado, luego de que trascendió la noticia, el sanatorio se revolucionó porque mucha gente la quería ver.

Parte médico de Mirtha Legrand. NA

“Mi abuela está muy bien. Muchas gracias por la preocupación a toda la gente, a los que escribieron y a los medios", aclaró Nacho en sus redes, en agradecimiento por las muestras de cariño que recibió toda la familia. Mientras que Juana también destacó los mensajes de amor que le llegaron.

 

Cabe recordar que desde que inició la pandemia, la diva se resguardó en su hogar para cumplir con las medidas de prevención contra el contagios de Covid-19 y cuidar su salud, ya que a forma parte del grupo de riesgo. Juana tomó su lugar y aunque al principio estaba todo dado para que Mirtha regresara tras completar el esquema de vacunación contra el virus, luego de recibir las dos dosis de Sputnik V decidió tomarse más días porque tenía miedo.

 

Finalmente, el 28 de agosto reapareció en la pantalla de eltrece para reemplazar a Juanita, quien debía cumplir con la cuarentena luego de su viaje a París. "Qué rara me siento, pero feliz, feliz y contenta. ¿Saben cuántos días estuve encerrada? 300 días, sí señor, sin salir de mi casa, ni al balcón. Eso te altera, no te hace bien, no hace bien al cerebro", manifestó la animadora. Y contó que pasar tanto tiempo sin tener contacto con el exterior estaba afectando su salud: "Estaba tan mal que llamé a un neurólogo. Y le digo: 'Doctor, quiero volver a ser la de antes'. ¿Saben qué me dijo? ‘Trabaje, trabaje, trabaje...’. Es la mejor terapia”.

 

A los pocos días se animó a regresar al Teatro Colón, donde tiene un palco, para disfrutar de la presentación del Ballet Estable. Y el domingo 12 se acercó al predio de La Rural para votar en las elecciones legislativas Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). "El público me agradecía que hubiera ido a votar, fueron todos muy amorosos", destacó la artista oriunda de Villa Cañás, Santa Fe. "Tenía cierta resistencia porque no tenía el número de mesa, pero reconozco que fue magnifico y cumplí con mis deber cívico", reconoció.

 

Y aunque se la vio muy entusiasmada por el contacto con la gente y por salir un poco de su casa luego de pasar tantos días encerradas, no tardaron en aparecer los rumores que aseguraban que "Chiquita" estaba preparando su retiro.  "Nada de lo que se dice es verdad", aseguró su hija en diálogo con Noticias Argentinas. Mientras que Juana Viale se encargó de desmentir las versiones que involucran a su familia y los manejos en relación al trabajo de su abuela.

 

"¿Por qué siempre me preguntan cuándo vuelve o si se retira? Qué sé yo. Es una persona que tiene derecho de decidir lo que quiera cuando quiera", manifestó en diálogo con Implacables, el programa que conduce Susana Roccasalvo en El Nueve. "Ella manda, hace lo que se le antoja porque tiene la edad y laburó toda su vida para tomar las decisiones que quiere", agregó y destacó que la diva tiene muchas ganas de volver a la pantalla.

 

Por otra parte, subrayó que nadie decide qué debe hacer "Chiquita", sino que "todo se consulta y se charla" en familia, ya que Juana la reemplaza hace más de un año en sus dos ciclos de eltrece y Nacho Viale es el productor. "Nosotros trabajamos con el diálogo y nadie decide sobre nadie, pero decir mentira da puntos de rating", enfatizó.

 

Además, la actriz explicó que al principio de la pandemia, Mirtha no quería volver a trabajar, no porque no extrañara las cámaras, sino porque le daba mucho miedo la pandemia. "Ahora es un esfuerzo para ella hacerlo. La pasó muy bien, pero de a poco. No hay apuro", concluyó, en referencia al fugaz regreso de la diva el pasado 28 de agosto.

Noticias relacionadas

Mirtha Legrand
Parte médico
Salud