juego del calamar
El creador de El juego del calamar, Hwang Dong-hyuk: “Creían que no iba a ser un éxito”. Foto: Google.

El creador de "El juego del calamar", Hwang Dong-hyuk, impactó al mundo entero. Realizó la serie que está batiendo récord de visualizaciones en Netflix, en menos de 48 horas superó al éxito de la famosa serie española, La Casa de Papel. Esta serie surcoreana de supervivencia fue creada entre 2008 y 2009, pero recién comenzó sus grabaciones en junio de 2020 sin imaginar que luego de su estreno, el pasado 17 de septiembre, se iba a convertir en una de las series más vistas de toda la plataforma a nivel mundial.

 

El inventor de la serie del momento dio una entrevista a periodistas de Latinoamérica, en donde explicó las causas del éxito y el impacto de la cultura coreana en el mundo. Se le consultó si la serie refleja los problemas económicos de la clase media coreana y el creador respondió que él vive en Corea entonces de alguna manera se basó en las cosas que se viven allí y como consecuencia, se ven reflejadas algunas de las consecuencias de las clases medias de Corea. “La falta de igualdad, la diferencia entre ricos y pobres o los refugiados, son problemas alrededor del mundo y creo que todos los países están viviendo estas crisis y situaciones en este momento. Por eso se dieron estas conexiones en todo el planeta. Es decir, yo no creé la serie desde estos conceptos pero obviamente hay conexiones con todos estos problemas por lo tanto podrías considerarlo como una consecuencia”, agregó.

 

El guión de la serie fue escrito en 2008 y recién se pudo ver en la plataforma en 2021. El creador aseguró que esto fue porque cuando les mostró el guión a los inversores y a la industria, a los productores y los actores, pensaron que realmente era muy poco creíble, creían que no era realista, algo salido de una historia de un cómic y que no iba a tener éxito, por eso no recibió inversión en ese momento.

 

Aseguró que la serie se hizo más realista porque con los años la desigualdad entre ricos y pobres se hizo cada vez más visible, de esta forma el guión era menos ficción y reflejaba la actualidad. “Pero una década después reescribí el guión y me di cuenta que se convirtió en algo más realista que antes, que en realidad se convirtió en algo muy triste porque la economía alrededor del mundo empeoró y la diferencia entre ricos y pobres se hizo cada vez más amplia y aumentó la gente que sufre. En ese contexto es que reaparece la historia, teniendo en cuenta la situación entre países pobres y ricos”, informó.  “La situación en todos los países y en Corea se tornó igual, los ricos se hicieron más ricos a causa de la pandemia y los pobres fueron empujados al límite de tener más deudas. Algunos países no pudieron afrontar ni sus vacunas. Entonces en ese sentido, esta serie no es una historia rara sino muy realista. Y por eso siento que hay una gran diferencia entre la sociedad de antes y ahora”, agregó.

 

Con respecto al público al cual es dirigida la serie aseguró que la creó para adultos y no para niños, pero que sabe que los más pequeños lo miran a través de fragmentos de redes sociales como Tiktok o Instagram.  Además escuchó que algunos adolescentes dentro de Corea y alrededor del mundo están mirando la serie. “Realmente espero que los padres y los maestros alrededor del mundo sean inteligentes y los puedan guiar y se aseguren que la exposición ante ese contenido sea con una guía porque los chicos no tienen la habilidad de comprender la violencia de este contenido. Espero que tengan una conversación con ellos luego de ver la serie”, explicó.

 

El director se mostró muy sorprendido con el éxito: “yo hice esta serie deseando que todos alrededor del mundo la pudieran amar y estoy feliz pero realmente no imaginé este nivel tan alto de éxito”. Se le consultó si va a haber segunda temporada y aseguró: “Es una gran alegría para mí, me siento súper contento pero también tengo un poco de miedo sobre lo que va a pasar. Con respecto a la segunda parte o una secuela, tengo algunas cosas en mi mente pero cuándo va a desarrollarse el próximo proyecto o cómo lo haría, todavía no lo tengo planeado. Estoy en conversaciones con Netflix ahora mismo y surgieron muchos detalles, y ustedes serán los primeros en enterarse. Ahora estoy trabajando en un film que lo pensé hacer antes de imaginar una segunda temporada de El juego del calamar, y tal vez podría hacerlo en paralelo pero no está decidido aún”.

 

Se le consultó que historia se podría ver en la secuela y afirmó: “Al final de la primera temporada el protagonista no se sube al avión, así que creo que si hiciera una segunda temporada sería una viaje de él tratando de hacer que rechacen el juego los nuevos jugadores. Él tratará de encontrar a la persona que lo reclutó jugando con ese sobre, también al front men y a su hermano, el policía que cae por el acantilado. Saber si sobrevivió o no. Eso realmente se descubrirá en la segunda temporada. Y el juego que se vuelve a jugar, pero son solo pensamientos”.

 

El director cree que la cultura coreana está viviendo una era de oro después del Oscar de Parasite: “El cantante del Gangnam Style se ganó el corazón de los fans y luego tuvimos muchas películas y series coreanas que conquistaron a la audiencia global. También BTS y luego Parasite se ganó el Oscar y ahora El juego del calamar. Así que creo que la película, la música, las series, contribuyeron a dar a conocer la cultura de Corea y ahora estamos alcanzando el clímax. Pero espero que la caída no sea tan rápida y se mantenga el nivel por mucho tiempo y los creadores sean recibidos y conocidos por los fans alrededor del mundo”.

Noticias relacionadas

El Juego del Calamar
Netflix
Récord
Series
mundo
Entrevista