David Amess, diputadoAmess en el Parlamento.

El diputado conservador británico David Amess, que fue apuñalado este viernes mientras atendía a sus ciudadanos en el condado de Essex (sureste de Inglaterra), ha muerto, informan los medios.



La Policía de Essex, que ha detenido a un sospechoso, indicó que la persona apuñalada en una iglesia de la localidad de Leigh-on-Sea - donde el parlamentario atiende a los ciudadanos cada viernes - ha fallecido.

 

El incidente, que guarda similitudes con el asesinato de la diputada laborista Jo Cox en 2016 -aunque todavía se desconoce el móvil-, se produjo donde Amess atendía, como cada viernes, a los ciudadanos de su circunscripción de Southend West.



"Un hombre ha sido arrestado bajo la sospecha de asesinato después de que un hombre fuera apuñalado en Leigh-on-Sea", señaló un comunicado de las fuerzas del orden de Essex.



La policía agregó que el herido fue atendido por los servicios de emergencia, pero, "tristemente, murió en el lugar".



"Un hombre de 25 años fue rápidamente detenido por supuesto asesinato después de que los agentes llegasen al lugar, y se ha recuperado un cuchillo", agregó la nota, que señala que las fuerzas de seguridad no buscan a nadie más en relación con este ataque.



El diputado, de 69 años y que ostentaba el título de "caballero", era parlamentario desde 1983.



Los políticos han comenzado ya a condenar el ataque a su colega, mientras que el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, ha suspendido una reunión con sus ministros.



El exlíder del Partido Conservador Iain Duncan Smith dijo en Twitter que "este comportamiento agresivo y violento no puede ser tolerado en política ni en ningún otro aspecto de la vida".



El líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, expresó su "horror" y "consternación" por la noticia, mientras que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, mostró su solidaridad con "la familia y el personal" de Amess "en este difícil momento".

Con información de EFE

Noticias relacionadas

Diputado
Apuñalado
Muerte
Gran Bretaña