Vacunas, coronavirus, Reuters Vacunas contra el coronavirus, Reuters.

Investigadores suecos evaluaron la utilización de los desarrollos de Pfizer y Moderna como complemento ante la infección sintomática del Covid-19 y resaltaron: “Los resultados de este estudio apoyan el uso de esquemas de vacunas heterólogas como una alternativa eficaz para aumentar la inmunidad”.

 

La efectividad ajustada de la vacuna fue del 67% para la vacunación de refuerzo primario-refuerzo heterólogo AstraZeneca / Pfizer, y del 79% para AstraZeneca / Moderna”, afirmaron los investigadores al analizar el comportamiento de las inmunizaciones ante la infección sintomática por Covid-19, siendo que en el caso del esquema homólogo (AstraZeneca / AstraZeneca) “la efectividad fue del 50%”. Es decir que el esquema combinado más fuerte fue el de AstraZeneca con Moderna.

 

En la Argentina, gracias a la donación por parte de Estados Unidos de más de 3 millones de vacunas de Moderna, aquellos que esperaban por el segundo componente de Sputnik V lograron completar sus esquemas, una acción que también se utilizó cuando escaseaban las segundas dosis de AstraZeneca. “Durante un tiempo medio de seguimiento de 76 días, se confirmó la infección sintomática por Covid-19 en 187 individuos con esquemas de vacunación heteróloga y en 306 individuos del grupo no vacunado”, señalaron los especialistas y destacaron que al analizar el comportamiento de la combinación de cada uno de los desarrollos, se descubrió que “la efectividad de la vacuna fue del 67% para Pfizer y del 79% para Moderna”, mientras que en el esquema homólogo (ambas dosis de AstraZeneca) esa cifra se ubicó en el 50%.

 

Al tiempo que resaltaron que la efectividad de las dos dosis de Pfizer se ubicó en el 78%, mientras que en Moderna fue del 87% y explicaron que la combinación de una vacuna de vector viral no replicativo (como es AstraZeneca) y una de ARN mensajero se asoció con “un 37% menos de riesgo de infección sintomática por Covid-19″. Incluso, destacaron que “hubo una incidencia muy baja de eventos adversos tromboembólicos durante el seguimiento de estos esquemas heterólogos”.

 

En tanto, al analizar los niveles de anticuerpos contra la proteína Spike (responsable del ingreso del virus a las células), los científicos resaltaron que hubo un aumento de “más de 100 veces en los individuos que recibieron Moderna como segunda dosis, en comparación con 5 veces en los individuos eligiendo AstraZeneca para su segunda dosis” y que se “observaron efectos similares en estudios recientes para la vacunación heteróloga con Pfizer”.

 

Es por eso que concluyeron que “el uso de esquemas de vacunas heterólogas parece ser una alternativa eficaz para aumentar la inmunidad de la población contra Covid-19, incluso contra la variante Delta que dominó los casos confirmados durante el período de estudio” posicionándolas como “una alternativa eficaz para aumentar la inmunidad que podría tener importantes implicaciones para las estrategias de vacunación y, en consecuencia, en la batalla contra la pandemia”.

Noticias relacionadas

Vacunas Covid-19
AstraZeneca
Coronavirus