Gilad Gil Pereg, el hombre que se cree gato, detenido, NATraslado de Gilad Gil Pereg. Foto: NA.

El juicio contra el israelí Gilad Gil Pereg, el hombre que se cree gato y que se encuentra preso por haber matado y enterrado en el patio de su casa a su madre y a su tía cuando lo fueron a visitar, comienza este martes en Mendoza.

 

Un jurado popular integrado por 12 vecinos comenzará a juzgar a Pereg, acusado de los crímenes de ambas mujeres iraelíes, quienes tras ir a visitarlo a la localidad mendocina de Guaymallén fueron halladas asesinadas y enterradas en enero de 2019 en el predio donde él vivía.

 

El juicio se llevará a cabo con estrictas medidas de seguridad, sin público ni prensa en la sala de debate y el ciudadano israelí, de 40 años, será juzgado por haber actuado con alevosía en los asesinatos, fraguar la desaparición de sus familiares y esconder los cuerpos y, en caso de ser declarado culpable, podría recibir la pena máxima de 50 años en prisión.

 

El mencionado juicio comenzará después de tres años de investigación y acumulación de pruebas, en la que la defensa del único acusado intentó retrasar con apelaciones y pericias que pretendían demostrar que Gil Pereg padecía una enfermedad mental y era inimputable, pero no lo logró.

 

El jurado popular estará integrado por 12 vecinos del Gran Mendoza que deberán definir si el israelí es culpable o inocente y en el mismo habrá seis mujeres y seis hombres que escucharán a cerca de 50 testigos, con las pruebas centrales como los cuchillos con los que cometió los asesinatos, las manchas de sangre en su ropa y el ocultamiento de los cuerpos.

 

Este lunes se hará la última audiencia de selección de los integrantes del jurado en el Polo Judicial de Mendoza, ubicado detrás de las cárceles del Complejo Penitenciario Boulogne Sur Mer, en la ciudad de Mendoza y el juicio estará a cargo de la jueza técnica María Laura Gallardo.

 

El acusado convivía con una docena de gatos y perros, a los que tenía en malas condiciones de alimentación y rodeado de basura y excremento y cuando la Justicia allanó su casa en busca de las mujeres desaparecidas, descubrieron la imagen de varios cadáveres de gatos disecados cerca de una parrilla.

 

El juicio será seguido por medios internacionales que estuvieron pendientes del caso ya que la tía del hombre, Lily Pereg, era una reconocida catedrática de microbiología en la Universidad de New England en Australia, mientras que la madre del acusado, Pyrhia Saroussy, trabajaba como funcionaria de un ente recaudador israelí.

Noticias relacionadas

Femicidio
Femicida
Juicio
Mendoza
Asesinato