Alberto Fernández junto a gobernadores, AGENCIA NAAlberto Fernández junto a gobernadores, AGENCIA NA

El Gobierno logró el acompañamiento de "todos los gobernadores" para su decisión de estabilizar por 90 días los precios de más de 1.400 productos de consumo masivo, en una jornada en la que los mandatarios de las provincias se comprometieron a poner en marcha las tareas de fiscalización en sus distritos para verificar el cumplimiento de la resolución.

 

El encuentro fue encabezado por el presidente Alberto Fernández, quien junto a parte de su gabinete dio precisiones a los mandatarios sobre las razones y los alcances de la medida que fija los precios por 90 días de una canasta de 1432 productos hasta el 7 de enero próximo.

 

Como resultado de la reunión, se dio a conocer un acuerdo suscripto por el Gobierno nacional y alrededor de veinte provincias a través del cual los gobernadores se comprometieron a poner en marcha tareas de fiscalización en sus distritos para verificar el cumplimiento de la resolución.

 

Tras la reunión, la secretaría de Provincias del Ministerio de Interior, Silvina Batakis, explicitó en conferencia de prensa que “todos los gobernadores“ decidieron dar su “acompañamiento”.

 

"Se sumaron todos los gobernadores, excepto el gobernador Rodolfo Suarez (de Mendoza) que está con un problema de salud” y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “que manifestó interés pero tenía un problema de agenda” que le impedía estar presente en el encuentro.

 

Luego del encuentro, Batakis junto al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof, y de Entre Ríos, Gustavo Bordet, oficiaron de voceros de la reunión.

 

En ese sentido, Feletti aseguró que "fue pleno" el acompañamiento de los gobernadores y afirmó que el Gobierno y los gobernadores coinciden en la necesidad de "construir un gran acuerdo para contar con una canasta alimentaria amplia, regulada, de acceso masivo", al entender que el consumo de los argentinos "no puede estar sujeto a estas tensiones" de precios.

 

Por su parte, Kicillof, explicitó hoy su "total compromiso para acompañar" las medidas del gobierno nacional que buscan "defender de abusos, especulación o aumentos desmedidos" a los consumidores.

 

"Este programa -agregó- permitirá devolver al consumidor un punto de referencia para que sepa cuánto salen las cosas" y aseguró que las fiscalizaciones realizadas en la provincia reflejan "el cumplimiento del acuerdo y que los precios de muchos productos se retrotrajeron" al 1 de octubre.

 

Finalmente, Bordet, ratificó la participación de organismos de su provincia y de otras del país para la fiscalización del congelamiento de unos 1.400 precios de productos en supermercados para "garantizar que los alimentos estén en la mesa de los argentinos a su precio justo".

Noticias relacionadas

Alberto Fernández
Gobernadores provinciales
Economía argentina
Precios