Dermatitis atópica, enfermedad de la piel, salud	Dermatitis atópica: causas, síntomas y recomendaciones para tratar la piel

Picazón, erupciones en la piel y sensación de quemazón, son sólo algunos síntomas de la dermatitis atópica, una enfermedad de la piel cada vez más frecuente que no sólo afecta a nivel físico, sino que también repercute en el bienestar emocional y psicológico de quienes la padecen.

 

Según una encuesta internacional llevada a cabo en 10 países, un 58% de las personas con dermatitis atópica se sienten molestas con su enfermedad y el impacto que les genera, sobre todo en el caso de no tener los síntomas bajo control. En este sentido, más de un 25% de los pacientes consideran que la patología afecta a sus patrones de sueño, a sus actividades diarias y a su trabajo.

 

Aunque suele considerarse una enfermedad propia de la infancia, puede aparecer a cualquier edad. "La Dermatitis Atópica es una enfermedad crónica inflamatoria, que se caracteriza por xerosis (sequedad de la piel) y eccemas (piel inflamada). Se acompaña de mucho prurito. Se caracteriza por tener brotes y remisiones", explicaron en diálogo con Diario 26 Romina Plafnik (MN107.901) y Fernando Ezequiel Gato (MN133295/MP71217), Coordinadores de la Unidad de Dermatitis Atópica del Hospital Santojanni.

Dermatitis atópica, enfermedad de la piel, salud

"Las localizaciones de las lesiones varían según la edad de presentación. Por ejemplo en bebés puede verse en la cara, el tronco y en adolescentes y adultos en pliegues. Su etiología es multifactorial. Existen factores genéticos, que desencadenan alteraciones inmunológicas. En cuanto a los brotes tienen muchos desencadenantes: el frío, la transpiración, ciertas telas en contacto con la piel, cuadros virales y también el estrés", detallaron.

Dermatitis atópica, enfermedad de la piel, salud

En materia preventiva, destacaron la importancia de evitar los factores que pueden desencadenar los brotes, tales como prendas de vestir que contengan material sintético, botones metálicos de la ropa y etiquetas, ya que pueden generar irritación. Además aconsejaron la utilización de jabones que tengan PH bajo que es similar al de la piel.

Dermatitis atópica, enfermedad de la piel, salud

Otra cuestión no menos importante es tratar de estar siempre fresco y no sobreabrigarse, ya que la transpiración también puede ser un desencadenante. En cuanto a la alimentación, aclararon que no necesariamente hay una alergia alimentaria asociada, solo algunos casos deben ser estudiados en ese aspecto. "El diagnóstico de la dermatitis atópica es clínico en base a las lesiones de la piel, la piel seca, los brotes y demás. No es necesario hacer estudio de alergia en todos los pacientes", agregaron.

 

Si bien la dermatitis atópica la padece el 25% de la población pediátrica explicaron que "la mayoría de los niños mejoran con el tiempo. Es una condición que va mejorando, pero eso no quiere decir que no pueda volver a aparecer. Es menos frecuente en adultos que en niños y no es fácil predecir cuáles van a ser los pacientes que van a persistir con dermatitis atópica en el tiempo y cuáles no".

 

"En verano lo más importante es estar fresco ya que la transpiración no ayuda. Cuidarse del sol y aplicar emolientes después del baño debe ser una rutina, ya que pueden suplir la falta de humectación que tiene la piel de estos pacientes", recomendaron.

TIPS A TENER EN CUENTA:

-Tomar baños de corta duración, utilizando agua templada y un jabón especial para piel atópica

-Después del baño secarse la piel sin frotar

-Evitar el contacto con alérgenos

-Hidratar la piel diariamente con cremas de uso dermatológico

-Utilizar prendas de vestir con 100% algodón

-Evitar las temperaturas extremas

-Utilizar protección solar para la piel

-Acudir periódicamente al dermatólogo

Dermatitis atópica, enfermedad de la piel, salud

"El paciente atópico puede manifestar su atopía a lo largo de la vida en distintos órganos como por ejemplo en la piel, en los ojos (con conjutivitis), en las vías respiratorias altas como rinitis alérgica o como asma", finalizaron.

*Por Rebeca Hirschfeld

Noticias relacionadas

Salud
Dermatitis atópica
Enfermedad
Medicina
Rebeca Hirschfeld