Policías implicados en caso Lucas González, jugador de Barracas Central.Policías implicados en caso Lucas González

Los policías de la Ciudad detenidos e imputados por el crimen del futbolista de 17 años Lucas González fueron amenazados mediante un llamado al 911.

 

Fuentes policiales revelaron que la llamada se hizo a las 15:40 a la central de auxilio, ubicada en la calle Hornos 238, con el siguiente mensaje: "La muerte de Lucas no va a a quedar impune. Voy a mandar un mensaje a la casa del jefe de Calle, del oficial de servicio y del oficial mayor".

 

El servicio del 911 identificó el teléfono -terminado en 4033-  desde donde se hizo la amenaza, efectuada por un hombre, y se dio intervención a la Fiscalía Contravencional número 32. En ese sentido, el mensaje estaba destinado al inspector Gabriel Alejandro Isassi, el oficial mayor Fabián Andrés López y el oficial José Nieva, apuntados como los responsables por el crimen de González en un caso sindicado como de "gatillo fácil".

 

De inmediato, la Justicia ordenó la correspondiente investigación con la identificación del dueño de ese número de celular para que sea citado por el fiscal y dé las explicaciones correspondientes de este caso, caratulado como "Amenazas".

 

El hecho por el que fue asesinado Lucas se produjo el miércoles 17 de noviembre en cercanías de la Villa 21-24 de Zavaleta, donde el futbolista de las divisiones inferiores de Barracas Central fue baleado en la cabeza y falleció un día después.

 

En esa ocasión, el menor iba a bordo de una Volkswagen Suran junto a otros tres adolescentes, luego de que venían de jugar al fútbol y aparentemente los policías dispararon porque creyeron que eran delincuentes o narcos a los que estaban buscando.

Noticias relacionadas

Lucas González
Policías
Gatillo fácil