El Papa Francisco en ChipreFotos agencia.

El papa Francisco recibió está mañana a un grupo de soldados argentinos que integran los Cascos Azules de la ONU presentes en Chipre como parte de la Misión de Mantenimiento de Paz de las Naciones Unidas en esa República europea, la Unficyp.



En el marco de la gira de cinco días por el Mediterráneo, el Pontífice recibió -poco antes de partir rumbo a Grecia- en la Nunciatura Apostólica de Nicosia, capital de Chipre, a un grupo del contingente de 268 hombres y mujeres de la Fuerza de Tarea Argentina, presente en el país desde 1993.



"Me gustaría expresar mi gratitud a todos por el recibimiento y el afecto que me han demostrado, así como es reconfortante conocer comunidades de creyentes que viven el presente con esperanza y apertura hacia el futuro, que comparten esta gran visión con los más necesitados", les dijo a los efectivos.



El Papa, de hecho, tuvo dos contactos con miembros de la delegación de Cascos Azules proveniente de la Argentina: el viernes, algunos integrantes del contingente participaron en una misa celebrada por el Pontífice en el estadio GPS de Nicosia. Entretanto, hoy un grupo más numeroso fue recibido directamente por Francisco, a quien saludaron mientras portaban banderas.

Papa Francisco en Chipre

La misión de paz de Naciones Unidas de la que forman parte los Cascos Azules se encuentra desplegada a lo largo de la denominada "línea verde" que divide la República de Chipre, al Sur, y la República Turca del Norte de Chipre, establecida en 1974 tras la invasión de Turquía a la isla más oriental de Europa.



Repartidos entre Ejército, Armada y Fuerza Aérea, los Cascos Azules son parte de una aporte argentino ininterrumpido desde 1993 a la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (Unficyp).



El contingente argentino tiene dos bases en Chipre, llamadas San Martín y Campo Roca, y una unidad aérea de helicópteros.



En estos casi 30 años, más de 15.600 hombres y mujeres pertenecientes a las Fuerzas Armadas de Argentina compartieron su labor junto a efectivos de países como Austria, Brasil, Canadá, Chile, China, Croacia, Hungría, Paraguay, Serbia, Eslovaquia y Reino Unido.

Noticias relacionadas

Papa Francisco
Chipre
Iglesia