Horacio Rodríguez LarretaHoracio Rodríguez Larreta

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta habló del escenario económico del país y expresó que siente que "no hay un plan para que la Argentina crezca y genere trabajo".

 

"Ese es el problema que tenemos. No hay un rumbo claro, idas y venidas, contradicciones entre ellos”, dijo en referencia al panorama del acuerdo con el FMI y aclaró: “Podemos opinar con la carta de intención (del acuerdo con el FMI) arriba de la mesa. Pero no alcanza, no es sólo un acuerdo con el Fondo, tiene que estar enmarcado en un plan de crecimiento, de generar trabajo”.

 

En el marco de una entrevista con Infobae, brindó además su perspectiva sobre la interna opositora, la carrera hacia 2023, la competencia con Mauricio Macri y Patricia Bullrich, el papel de Gerardo Morales, el espionaje que sufrió durante el gobierno de Cambiemos, la reelección indefinida, Javier Milei, el balance de las últimas elecciones y su fórmula para superar la grieta, entre otros temas.

 

Sobre las explicaciones solicitadas por su espacio en materia de negociaciones con el FMI declaró: "Espero que estén las explicaciones necesarias. Sobre todo, insisto mucho en que el acuerdo con el Fondo tiene que ser parte de un plan. No es un tema aislado. En sí mismo no va a solucionar los problemas de la Argentina. La Argentina necesita un plan para volver a crecer, para generar inversiones, para exportar más, y todo eso deriva en lo más importante de todo que es generar trabajo. Dentro de ese plan hay un capítulo, posiblemente no el más importante, que es el acuerdo con el Fondo. Perdón, no digo que no sea importante el tema, lo importante es el plan económico. Cómo crecemos. Cómo tenemos un desarrollo mucho más federal, distribuido en todo el país".

 

En ese marco, dijo que es necesario cerrar "un acuerdo de renegociación de la deuda. Pero vas a poder comprometerte a una capacidad de pago en la medida en que crezcas como país. No se puede desprender una cosa de la otra. No se puede mirar en forma aislada el acuerdo con el Fondo. Tiene que estar en el marco de un país que tiene que crecer, que tenga un plan para eso. Es lo que el Gobierno no ha mostrado hasta ahora".

 

"Todavía no hemos visto nada, todavía no sabemos si hay una carta de intención", aseguró al tiempo que destacó que "hay que ver qué es lo que presenta. Estamos hablando de un acuerdo que no hemos visto. Por lo que escucho por ahí, creo que ni siquiera está escrito todavía. No hay un acuerdo, una carta de intención que nos van a presentar el martes. Pero, insisto, no tengo los detalles. Podemos opinar con la carta de intención arriba de la mesa. Pero insisto, no alcanza, no es sólo un acuerdo con el Fondo, tiene que estar enmarcado en un plan de crecimiento, en un plan de generar trabajo.

 

Sobre la llegada de un acuerdo con la entidad monetaria dijo que "yo soy optimista. Es cierto que hay indicios de que no es fácil. Justamente, lo que se le reclama al Gobierno es lo que planteo: si no se sabe cuál es el plan es difícil hablar de un acuerdo que supone una capacidad de pago a lo largo del tiempo".

 

Además sostuvo que hay distintas posturas al respecto en su espacio: "Por definición, no existen las posturas monolíticas en un espacio mayoritario como el nuestro. Y está bien que así sea. La diversidad, la heterogeneidad, la diferencia de ideas son un valor. Ahora, en todos hay una actitud de colaboración, como corresponde. O sea, todos vamos a colaborar para las cosas que son buenas para la Argentina, para salir adelante. De hecho, creo que fue en dos oportunidades se votaron dos leyes que el Gobierno pidió en su momento. Una al principio de la gestión, febrero o marzo de 2020, justamente para poder iniciar las negociaciones. Las aprobaron nuestros legisladores. Con lo cual ya mostramos vocación de colaboración en su momento. Todavía estamos hablando en el aire: no sabemos de qué se trata el acuerdo, la carta de intención ni nada".

 

Asimismo, dijo que no le sorprende la postura de Patricia Bullrich sobre que puede acompañar un acuerdo con el FMI si es razonable: "La mayoría de nuestros dirigentes están para colaborar. Después, puede haber visiones diferentes", indicó.

 

Sobre Mauricio Macri en tanto, aseguró que "tiene la misma preocupación que yo acerca de que no hay un plan económico en el que se enmarque el acuerdo con el Fondo. Ese es el problema".

 

Más adelante habló sobre el clima interno en Juntos por el Cambio después de las elecciones: "Somos un espacio heterogéneo donde hay diferentes miradas en algunos temas, lo cual es muy bueno. Es el mismo espacio que, por primera vez en la historia con el peronismo en el gobierno, ahora kirchnerismo, mantuvo la unidad. Nunca había pasado. Nunca pasó desde la vuelta de la democracia que la oposición mantuviera la unidad. Eso es un valor enorme. Mantuvimos la unidad. Gracias a esa unidad ganamos la elección. Gracias a esa unidad frenamos iniciativas como la reforma judicial, la reforma de la ley del procurador, proyectos que hubieran sido muy malos para la Argentina. Eso lo logramos con la unidad y, además, con vocación de ampliar. Sumamos a Ricardo López Murphy y a gente que viene de afuera de la política como Carolina Losada o Facundo Manes. En varias provincias hicimos acuerdos con gente que viene de perfiles más peronistas como (Claudio) Poggi en San Luis o (Marcelo) Orrego en San Juan. Consolidar la unidad y ampliar son los valores que tenemos que seguir profundizando".

 

Acerca de los resultados, dijo que "en la Ciudad se ganaba con 35, 33 o 37 puntos. María Eugenia sacó 47. Bueno, “Lilita” (por Elisa Carrió) sacó 50 en la anterior. Es una elección altísima de María Eugenia. Y en la provincia de Buenos Aires, unos meses antes nadie soñaba que podíamos ganar, y ganamos con Diego Santilli en otra elección espectacular, que hizo una PASO muy responsable con Manes. Esa PASO los potenció a los dos y así ganamos". "Hicimos una elección muy buena en todo el país, en la Capital y en la Provincia. Una gran elección", agregó.

 

Consultado sobre el por qué no hubo más cambios tras la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio indicó: "Hay una Mesa Nacional y después hay una Mesa Federal donde van a participar los dirigentes. Está previsto eso, está bueno que así sea, que le dé una visión más federal. Me parece súper importante. Parte del desafío de la Argentina es volver a ser un país federal, no tan unitario como somos ahora".

 

"Esta Mesa fue la que lideró la unidad de Juntos por el Cambio. Esta mesa fue la que lideró el armado electoral con el que ganamos la elección. Lo que funciona bien no lo cambies, dice el dicho. Eso no quiere decir que no haya matices y justamente para darle una visión federal es que se crea una Mesa Federal que me parece importantísima, sumando a Rogelio (Frigerio), Luis Juez, Carolina Losada, Nacho Torres. A lo largo de todo el país ganamos en muchos lados", aseguró.

 

Sobre si conversó con Gerardo Morales la posibilidad de reducir los integrantes de la conducción nacional dijo "sí, es un ejercicio de diálogo que, sobre todo con muchos que son del interior, a veces se tiene que hacer por Zoom, algo incluso más difícil, pero hasta ahora viene funcionando bien. Insisto: con esta forma de funcionar sostuvimos la unidad por primera vez en la historia desde la vuelta de la democracia y con esta forma de funcionar ganamos la elección. Lo que no quiere decir que no se pueda mejorar. Por eso es tan importante la incorporación del interior a la Mesa Federal".

 

En el marco de la construcción política de cara al 2023 dijo que es "uno más en la Mesa. Obviamente la representatividad de gobernar la Ciudad de Buenos Aires tiene su peso, por supuesto, y trabajo mucho para la unidad. Yo soy uno, como muchos de la Mesa, que trabaja todos los días por la unidad. Todos los días". "Todos coinciden en el valor de la unidad, no tenga dudas. Hay alguno que le dedica más tiempo en la Mesa, otros tienen un rol en otro lugar", insistió.

 

Sobre el papel de Morales como el más conciliador de todos con el Gobierno dijo que "es el presidente del radicalismo. Tiene una responsabilidad institucional. Es muy buen gobernador de Jujuy, hizo un cambio realmente muy bueno" y aseguró que no hubo peleas entre ellos. "Puede haber diferencias en un espacio que aspira a ser mayoritario, nunca van a pensar todos igual, siempre va a haber alguna diferencia, algún contrapunto puede surgir. Me parece sano", añadió.

 

Sobre el debate por la reelección indefinida explicó que fue un tema más como otros en los cuales puede haber habido diferencias: "se discutió internamente, se respetó la posición de cada uno. Yo dije claramente que no estoy de acuerdo con las reelecciones indefinidas, pero es un tema como otros en los cuales puede haber habido diferencias. Lejos que esto sea un punto de quiebre ni nada por el estilo".

 

"Hubo posiciones diferentes en Juntos por el Cambio. Algunas más públicas que otras. Es un tema que se llevó en el ámbito de la Legislatura de la provincia y quienes terminaron votando de un lado y del otro son los legisladores provinciales", agregó.

 

Consultado sobre si cree que hubo un seguimiento sobre él de los servicios de inteligencia durante el gobierno de Macri dijo que no: "Seguramente me lo pregunta porque en su momento me citó el juez (Federico) Villena para mostrarme unas fotos que tenía, todas en lugares públicos: en una estaba tomando un café con Graciela Ocaña, en otra estaba caminando con la presidenta de la comuna de Mataderos y había una con el presidente de la comuna de Liniers. En lugares públicos, en reuniones de vecinos, como lo hice todas las semanas de mi vida. Todas fotos públicas. Obviamente alguien las sacó, alguien juntó esas fotos y estarían en algún expediente, no sé", respondió y dijo que la Justicia es quien debe investigar el motivo de ello. Pero remarcó que para él no hay ninguna posibilidad de que el ex presidente lo haya ordenado.

 

¿Qué piensa sobre el caso de una supuesta “mesa judicial” en la provincia de Buenos Aires, que está agitando el oficialismo y que involucra también a María Eugenia Vidal por el video de la reunión de Marcelo Villegas?, le consultaron. "María Eugenia no tiene nada que ver. Lo aclaró con todas las letras: no es que hubo una causa, la causa por la cual estuvo preso el “Pata” Medina no tiene nada que ver con lo que se discutía en esa reunión con lo cual María Eugenia sí, tuvo la valentía de combatir a las mafias en la provincia. Al “Pata” Medina, a (Marcelo) Balcedo. Fue muy valiente", respondió.

 

"Prefiero estar lejos de todos estos temas de los servicios de inteligencia. Creo que hay que hacer una reestructuración muy profunda. Es un problema que han tenido todos los gobiernos de la vuelta de la democracia. Entonces hay que hacer una reestructuración muy profunda, empezar de vuelta y enfocarlos en la necesidad que es el tema del terrorismo internacional y el narcotráfico. Esos son los temas. En eso deberían estar enfocados, no en andar espiando políticos", sumó.

 

A modo de ejemplo y sobre eliminar la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), dijo "no lo tengo estudiado como para dárselo como una definición, pero no lo descartaría. Eventualmente, sí.

 

En materia política para el año que viene indicó: "Falta mucho para las elecciones. Falta mucho para las candidaturas. No creo que ni haya que plantear todavía... Imagínese, yo tengo acá el problema del aumento de los casos de COVID, estamos testeando 50.000 personas por día en la Ciudad de Buenos Aires, es muchísimo, que tiene un laburo de logística, aplicar 35.000 vacunas por día".

 

"No hay ninguna necesidad ni apuro para andar definiendo o lanzando candidaturas. Todo lo que hay son especulaciones. Lo que sí es seguro es que el candidato a presidente de Juntos por el Cambio va a surgir de unas PASO. El mecanismo fue probado, funcionó bien en 17 provincias. Nos manejamos con mucho respeto. Así que así va a ser en el 2023 para el cargo de presidente y para todos los cargos", aclaró.

 

¿No preocupa la posibilidad de una derrota del PRO en las PASO si no definen un solo candidato presidencial? le preguntaron a lo que insistió con que todo aún es muy prematuro.

 

Sobre la estrategia de mostrarse inmerso en la gestión como para demostrar como llegaría a la Presidencia dijo que "todos los días le dedico horas larguísimas a la gestión. Ahora muy enfocado en todo el cuidado de la gente por el COVID. Requiere un laburo enorme. Estoy súper comprometido. Pero no es que yo decido mostrar eso, es mi trabajo de todos los días".

 

"Hoy estoy enfocado 100% en la gestión de la Ciudad. Y, por supuesto, en colaborar en la conducción de Juntos por el Cambio para garantizar la unidad, la diversidad", sintetizó.

 

Acerca de la reforma laboral y los sindicatos, expresó que es importante "buscar acuerdos. Creo que hay sindicalistas que se dan cuenta del cambio que se está produciendo en las costumbres en el mundo. Y ese cambio fenomenal en la forma de relacionarnos, de comunicarnos, de informarnos, de viajar, de vivir, de todo, se traduce también en cambios de modalidades de trabajo. Ese cambio tiene que adaptar los regímenes laborales, modernizarlos. Si no, con industrias enteras que crecen y con industrias que hace 10 años no existían, ¿qué modernidad laboral tienen? Hay algunas industrias que terminarán siendo obsoletas. Hay un cambio tecnológico tan fenomenal que hay que adecuar los marcos laborales. Es difícil estar en desacuerdo".

 

Más adelante habló del ascenso de Javier Milei y dijo que es "un candidato más, una expresión más en la Ciudad de Buenos Aires. Tradicionalmente en la Ciudad hubo siempre hubo terceros partidos y más o menos con estos niveles de voto. No es algo nuevo. Hoy es él, en otro momento fue otro, pero siempre hubo terceros partidos en estos niveles".

 

Además, dijo que puede haberse llevado el voto de algún sector duro de JXC pero que "no fue el mayoritario sino no hubiéramos sacado el 47%. Una elección que le ganamos por 20 puntos al segundo".

 

Sobre las expresiones "antisistema" dijo que "a lo largo del tiempo aparecen. Yo lo tomo con mucho respeto, escucho sus ideas, pero la Argentina necesita una propuesta que nos devuelva la esperanza. No todo es la crítica y el cuestionamiento ni propuestas que se construyen desde el “anti”. Por una vez tenemos que construir algo a favor. A favor de un país diferente. A favor del trabajo. A favor de un desarrollo más equilibrado. A favor de la educación. Una propuesta optimista. Yo soy optimista con Argentina, creo que tenemos una oportunidad enorme. Que obviamente hasta ahora ha sido muy difícil y estamos pasando una situación durísima con casi 50% de pobreza".

 

Posteriormente dio su visión de la política oficialista: "Siento que no tenemos un plan, no sé cuál es el plan para que la Argentina crezca y genere trabajo. No está, me parece. Ese es el problema que tenemos. No hay un rumbo claro, idas y venidas, contradicciones entre ellos. Para promover la inversión, la generación de empleo, tiene que haber un plan muy claro y mostrar mucha convicción en mantenerlo".

 

Además habló de su vínculo con Alberto Fernández: "No es que tengo vínculo, pero sí lo que tenemos es coordinación con el gobierno nacional. Fernán Quirós, en todos estos días de aumento de casos, habla con la ministra de Salud con mucha frecuencia".

 

"Mi responsabilidad es coordinar acciones con el gobierno nacional donde tiene que haberlas, independientemente de mi opinión sobre las decisiones políticas del gobierno, sobre el rumbo. Hay mucho trabajo de gestión de todos los días en la seguridad, en la salud ni hablar, en muchos temas de la Ciudad. Eso requiere un diálogo operativo constante", agregó.

 

Mas adelante habló de la grieta y dijo que es una de las cosas que hay que romper en la Argentina y que no se considera enemigo del Gobierno. Sobre las posibilidades de que su espacio vuelva al gobierno en 2023 dijo que "es probable que si todo sigue así Juntos por el Cambio pueda volver. Podemos recuperar la esperanza de la gente".

 

No obstante reconoció que en ese caso va a ser difícil la situación debido al panorama socioeconómico actual y hasta hizo referencia a los cortes de energía: "La alternativa es tener un plan que sostengamos en el tiempo. Y eso requiere un consenso más amplio. Dentro de ese plan, la política energética claramente requiere de una visión de largo plazo. Quizá hoy tomás decisiones y esos resultados los vas a ver dentro de 5 años. Es un buen ejemplo: si hay un tema que requiere estabilidad en el tiempo para poder sacar el máximo potencial, es la política energética. Nosotros lo que necesitamos es eso, un plan consensuado".

 

En materia económica dijo que el principal problema es la pobreza: "Muchísima gente a la que le cuesta mucho, no llega a fin de mes, que la está peleando mucho y es difícil. Eso se recupera creciendo y generando trabajo". "Hasta que no tengamos un plan sostenido en el tiempo, no vamos a crecer".

 

Sobre la incorporación de Carlos “Chapa” Retegui dijo que "es un lujo que se haya sumado al gobierno un símbolo del deporte argentino, exitosísimo como entrenador, un líder. Hablé con él y está muy entusiasmado".

 

"Es un tipo de diálogo. Muy entusiasta, tiene esas ganas de hacer cosas, de cambiar. Ya trajo ideas. La verdad que es fantástico" sumó. "Es alguien muy bueno para la conducción del deporte en la Ciudad. Lo primero es poner en la responsabilidad a la gente que yo creo que es la mejor para cada lugar, pensando en la gestión. Es un tipo al que lo conoce el mundo entero, estuvo en seis u ocho Olimpíadas. Estaba maravillado con las Olimpíadas de la Ciudad también. Podemos hacer muchas cosas con él. Está súper entusiasmado".

 

Desde su perspectiva, para superar la grieta hay que dar "un gobierno de coalición que represente… nunca será el 100%, nunca habrá una posición unánime, de todos pensando igual, pero sí logrando un acuerdo. Yo usé en algún momento la cifra figurativa del 70% de la representatividad. Bueno, ahí tenés un proyecto de país. Nunca es el 100%, nunca es todos. Con un acuerdo más amplio, creo que se terminaría de romper la grieta. Y a partir de eso trabajando por el país, no en contra de. No construyendo en contra del otro".

 

Y habló de la necesidad de "un proyecto que aspire a ser mayoritario, que aspire a cambiar el país, tiene que ser heterogéneo, no podemos estar pensando exactamente igual en todo. Yo a Patricia la respeto mucho, es una persona muy laburadora, súper honesta, hizo un gran laburo en la lucha contra el narcotráfico, trabajó bien con nosotros coordinada con la Policía de la Ciudad. El desafío es conciliar posiciones en algunos temas que podemos coincidir y en otros no. Ese es el desafío: tener que conciliar. Si pensáramos todos igual sería muy monótono, sería una sola visión del país, y creo que la heterogeneidad y la diversidad son un valor enorme".

 

"Yo estoy orgulloso de la enorme transformación que estamos haciendo en la Ciudad y que venimos haciendo hace años, y tenemos un acuerdo muy amplio. En la elección de 2019 estuvo desde Espert hasta el socialismo. El radicalismo incluso con distintas vertientes. La Coalición Cívica. Confianza Pública, que es el partido que lidera Graciela Ocaña. Gente que viene del peronismo. Esa heterogeneidad da como resultado la transformación que está llevando adelante Buenos Aires. Esa misma actitud de diversidad es la que tenemos que tener a nivel nacional. Obviamente al final hay una construcción, al final del día en la Ciudad hay un jefe de Gobierno, pero me enriquezco de las opiniones de uno, del otro, de proyectos que presenta uno u otro. En la Legislatura de la Ciudad se discute todo como corresponde, y eso es muy bueno".

 

"El consenso es más trabajoso que las decisiones unívocas y autoritarias. Yo no tengo dudas de que el camino es consenso. ¿Es más difícil? Sí. ¿Lleva más tiempo? Seguro que sí. Pero no tengo ninguna duda de que es el camino".

 

¿Se podría decir que es un momento en el que las “palomas” y los “halcones” están empezando a acomodarse en el mismo nido?, le preguntaron. "No hay tal división, no hay tales definiciones. Matices, sí los hay, pero no para definirlos así", sentenció. Con información de Infobae.

Noticias relacionadas

Horacio Rodríguez Larreta
Alberto Fernández
Política (Gubernamental)
Acuerdo con FMI
Economía argentina
Elecciones